×

“La gente ama que alguien rompa las reglas”

La nueva temporada de “Fargo” cambia de geografía y de época, y viaja a la década 1950 a la ciudad de Kansas City, en Misuri, donde dos familias criminales viven una tensa tregua.

- 20:22 Pura Vida

El escritor, director y productor Noah Hawley, mente responsable de cada detalle de la multigalardonada serie de antología criminal y de humor negro “Fargo”, cuya cuarta temporada puede verse en la Argentina los martes a las 21 por OnDirecTV, afirmó que ficciones como la suya funcionan porque “la gente ama la idea de alguien que rompe las reglas para tomar lo que quiere”.

“Creo que tiene que ver con cierto deseo que se cumple a través de las vidas de esos personajes que rompen las reglas”, amplió Hawley en diálogo telefónico con Télam.

Para el realizador estadounidense todo cambió en su carrera televisiva cuando FX le dio carta libre para hacer “Fargo”, en la que expandió e incluso perfeccionó el material fílmico original creado por la película homónima de los hermanos Coen (1996), sus grandes panorámicas heladas de los estados del norte de EE.UU., el lado oscuro de las personas, la ambición y el azar como hilo conductor de la existencia.

La nueva temporada de “Fargo” cambia de geografía y de época, y viaja a la década 1950 a la ciudad de Kansas City, en Misuri, donde dos familias criminales viven una tensa tregua.

La mafia italiana encabezada por Donatello Fadda (Tommaso Ragno) y el Sindicato afroamericano, liderado por Loy Cannon (Chris Rock), disputan cada centavo de los negocios turbios de la ciudad y solo el hecho de que el hijo menor de cada uno vive con el oponente evita el derramamiento de sangre.

Pasaron tres años desde la tercera temporada. ¿Por qué volvió con “Fargo”?

De pronto tuve esta imagen sobre dos familias criminales intercambiando a sus hijos más jóvenes, y sentía que era interesante, que era un mundo tanto dinámico como imposible, y rápidamente se me volvió evidente que tenía que hacerse en ese período de tiempo, en los 50, en un momento en el que tanto el grupo afroamericano como el italiano eran considerados forasteros, intrusos.

¿Qué es lo que le permite contar esa fuerte imagen del canje de sus hijos?

El intercambio se volvió de una forma en una historia de la asimilación cultural. No solo de cuánto es lo que les cuesta a estas personas fuera de la experiencia americana en convertirse en estadounidenses, sino también cuál es el costo para este niño negro de vivir con los italianos y viceversa, y cómo estas familias tratan a estos chicos que vienen de otras culturas. En la serie uno aprende mucho de la moral de los personajes en base a cómo tratan a los chicos que no son propios.

¿Por qué son tan fascinante las ficciones criminales?

Es que la gente ama la idea de alguien que rompe las reglas para tomar lo que quiere. Y al mismo tiempo tiene que ser un criminal que no rompa todas las reglas. Necesitamos justificarlos, como “hace esto porque su hijo está enfermo”. Ese instinto de romantizarlos aun a pesar de la evidencia que los señala como personajes inmorales, es una muy peculiar operación psicológica que tenemos.


Más noticias de hoy