×

Dejar el sedentarismo es como una vacuna propia contra el Covid-19 y otras enfermedades

Muchas personas tienen patologías asociadas que empeoran sus cuadros al contraer la enfermedad, muchas de ellas causadas por la mala alimentación y la falta de actividad física.

- 22:26 Santiago

Si bien es cierto que muchos aspectos de cómo actúa el virus que ocasiona el coronavirus en las personas todavía están en estudio, hasta el momento los especialistas tienen en claro que las enfermedades asociadas, la obesidad es una de ellas, ponen en riesgo mayor a las personas que se contagian de esta enfermedad.

La falta de una vacuna complica la prevención del Covid-19, por lo que los médicos insisten en la necesidad de evitar la aparición o el agravamiento de esas enfermedades que ponen el riesgo la vida de las personas.

Alto impacto

El doctor José Stenberg, médico cardiólogo e integrante del grupo de estudio Ironsport de nuestra ciudad, analizó que “el año 2020 se caracterizó por la infección del coronavirus, con un impacto muy fuerte en la salud, siendo causa de muerte de una parte importante de la población, ubicando como la población de mayor riesgo a los adultos mayores, y las personas con patologías asociadas, enfermedades crónicas no transmisibles como obesidad, diabetes, insulinorresistencia, hipertensión arterial, enfermedades pulmonares crónicas etc.”.

Y aseguró que “la presentación de estas enfermedades es debido, en gran medida, al sedentarismo, la falta de actividad física adecuada con todas las consecuencias metabólicas y orgánicas siendo la génesis de infartos, insuficiencia renal, o accidentes cerebrovasculares”.

Diferencias

Explicó Stenberg que “estas patologías tienen en común que viven un estado de inflamación crónica que consiste en aumento de factores proinflamatorios (mediadores de respuesta inflamatoria llamados citoquinas). El aumento de estas sustancias es lo que genera la respuesta inflamatoria severa con la consiguiente manifestación clínica a nivel respiratorio”.

“Como contraparte, en personas que practican actividad física regular se observó disminución de la actividad de ciertas proteínas de membrana llamados receptores a través de los cuales se realiza el ingreso del virus a las células, siendo un factor de mejor pronóstico ante la infección”, precisó.

Mencionó el profesional que, recientemente, “en la revista Nature se planteó un interrogante sobre la dudosa efectividad de las vacunas en personas con obesidad debido sus déficits inmunológicos; ya se observó que con la vacuna para virus Influenza (gripe), la respuesta inmune es menor que en otras personas”.

Observó que se debe tener en cuenta que la incidencia mundial es cerca de 40% de personas con obesidad, con un futuro de mayor riesgo para su longevidad y calidad de vida , aun sin infecciones por Covid. Según Organización Mundial de la Salud las enfermedades crónicas no transmisibles son responsables de 71% de mortalidad en el mundo.

“Entonces, así planteado, ¿acaso debemos quedarnos de brazos cruzados pasivamente a la espera de que los investigadores nos dejen en la puerta de nuestras casas, la llegada de la vacuna/panacea para terminar esta pandemia? Tal vez sea más oportuno empezar a trabajar abandonando el hábito del sedentarismo y alcanzar cambios en la composición corporal que sin lugar a dudas redundará en beneficios y porque no, debamos considerarlo nuestra real vacuna para múltiples afecciones”, enfatizó el médico.

Cómo evitar la inactividad durante la cuarentena

Para evitar caer en el sedentarismo durante esta cuarentena y cuidar la salud mental y física, se aconseja aprovechar la tecnología para conectarte y entrenar con otras personas. Seguir estas actividades en redes sociales ayudará a hacer ejercicio guiados por un profesional.

Al no salir de casa, es muy fácil perder la rutina establecida, por eso es necesario organizar la agenda para elegir qué tiempos se le puede dedicar a hacer algo que desconecte y ayude a mantener el movimiento.

Darle un nuevo uso a los elementos de la casa. Aprovechar el balcón y el jardín, reservar estos espacios para momentos de distracción y no para trabajar. Si el espacio es reducido, los ejercicios de stretching van a ayudar a la relajación y a mantener en movimiento al mismo tiempo que se desconecta la cabeza.


Más noticias de hoy