×

Condenaron a un empleado del Cepsi por golpear y amenazar a su madre, bioquímica discapacitada

El sujeto reconoció que agredió físicamente a su progenitora, quien se encuentra postrada. Debe cumplir reglas de conducta.

- 00:16 Policiales

Un empleado del Centro Provincial de Salud Infantil fue condenado por la Justicia bandeña, acusado de lesiones leves calificadas y amenazas en concurso real, en perjuicio de su madre, una bioquímica discapacitada.

Vía online se realizó ayer una audiencia virtual donde se llevó a cabo un juicio abreviado y se condenó a José María Gleser a un año de prisión en suspenso. Además le impusieron reglas de conducta.

La Dra. María del Pilar Gallo -fiscal de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar- a cargo de la investigación, relató que el violento hecho se registró en una casa del barrio Centro de La Banda, el pasado 16 de septiembre del 2019.

La representante del Ministerio Público Fiscal sostuvo que según consta en las averiguaciones, el imputado amenazó y agredió salvajemente a su madre, una mujer de 70 años que estaba postrada.

En la audiencia, la fiscal presentó todas las evidencias con las que cuenta, tales como los informes psicológicos y socioambiental, y detalló el acuerdo arribado con la defensa del imputado.

EL imputado reconoció el hecho, por lo que finalmente, el juez de Control y Garantías -Dr. Carlos Ordóñez Ducca- homólogo el acuerdo, y el imputado deberá cumplir la pena de un año y seis meses de prisión en suspenso, además de estrictas reglas de conducta.

Dramático: fue hallada con el rostro desfigurado

Tal como se recordará, el hecho salió a la luz gracias a un llamado telefónico anónimo que indicaba que la víctima era constantemente agredida por su hijo, un sujeto de 35 años que trabaja en el Centro Provincial de Salud Infantil.

Cerca de las 9.30, la Dra. María del Pilar Gallo tras conocer el hecho envió una asistente social para que hiciera un relevamiento vecinal. Con los lapidarios datos aportados por los vecinos, quienes conocían la situación que padecía la víctima de 74 años, la Dra. Gallo se trasladó al lugar.

Junto con personal de la Comisaría Nº2 del Menor y la Mujer, la representante del MPF llegó al domicilio y al ver que nadie le abría la puerta pidió autorización al juez de Control y Garantías, Dr. José Luis Torrelio, para ingresar a la casa.

Una vez en el interior se dirigieron a un dormitorio. Allí se dieron con una escena desgarradora: la bioquímica estaba postrada en la cama con su rostro completamente desfigurado, con los brazos y piernas morados por los golpes que había recibido.

En medio de una crisis de llanto la mujer le confesó a la fiscal que desde hace varios años es atacada por su hijo, a quien había adoptado cuando era muy niño. La víctima contó que sufrió una mala praxis en una intervención quirúrgica y que nunca más se pudo levantar.

En ese entonces la victima contó: “Me agarra de los pelos, me da trompadas y patadas”, además la bioquímica contó que las agresiones se producen cuando la empleada que se encarga de asistirla, se retira de la casa.

Ella reside con el acusado. Mientras la policía y la fiscal se encontraban en la casa el sujeto llegó en su motocicleta. Causó incidentes y por orden de la Justicia, quedó tras las rejas, aprehendido, acusado del delito de lesiones leves calificadas y amenazas.


Más noticias de hoy