×

Los precios de la frutas y verduras con aumentos interanuales de hasta 187%

Limones, mandarinas, naranjas y peras encabezan el ranking. Un informe oficial revela el impacto inflacionario en estos alimentos básicos.

- 02:08 Economía

Los precios mayoristas de las seis principales frutas que se comercializan en el Mercado Central de Buenos Aires registraron alzas interanuales de entre 77% y 187% durante octubre, y los limones fueron el producto de mayor encarecimiento, según informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

El Mercado Central de Buenos Aires opera como precio de referencia para todo el país, de ahí su importancia.

El valor del cítrico saltó desde $ 16,7 el kilo en octubre de 2019 hasta $ 48 el mes pasado, precisó el Boletín de Frutas y Hortalizas publicado por la cartera agropecuaria.

Otros fuertes incrementos se detectaron en otros dos cítricos: la mandarina aumentó 156% (de $ 16,5 a $ 42,2 el kilo en el último año); y la naranja 144% (de $ 13 a $ 31,6).

La pera, por su parte, registró un encarecimiento de 110% en las operaciones mayoristas del Mercado Central, hasta $ 57 por kilo en octubre, frente a $ 27,1 doce meses atrás.

Luego, la manzana se vendió el mes pasado a $ 74,5 el kilo (contra $ 42 en octubre del año pasado), lo que representó una suba de 77%.

El único caso de una fruta con un incremento interanual inferior al índice de precios al consumidor (31%) fue el de la banana.

De acuerdo con lo transado en el mercado concentrador, el producto se comercializó en octubre a $ 55 el kilo, cuando en el mismo mes de 2019 lo hizo a $ 42.

Todos estos precios son a nivel mayorista, por lo que en las fruterías, verdulerías y supermercados, se multiplican por dos o por tres, dependiendo las distancias de flete y los intermediarios que comercializan la mercadería.

Los precios de frutas y verduras, no se encontraban ni dentro de los Precios Máximos, ni de los Precios Cuidados, por lo que es un indicador importante del verdadero nivel de valores que influyen sobre el índice de precios al consumidor.

También es cierto, que en estos precios tienen una gran incidencia las cuestiones estacionales, tanto climáticas como de producción, puesto que normalmente registran grandes oscilaciones de precios.

De esta manera, los aumentos de precios están complicando seriamente la canasta alimentaria de los argentinos que crece al ritmo del 6,6% mensual según los últimos datos del Indec.

Una familia de cuatro personas, necesitó alrededor de $50.000 para no caer en la línea de pobreza y unos $20.000 para no ser indigente, en octubre.

La carne vacuna, uno de los alimentos más consumidos por los argentinos, registró en los últimos días un aumento del 5% y acumula en el año 55%.

Todos los analistas económicos e incluso el Banco Central, advierten que en los próximos meses los precios de los alimentos continuarán incrementándose, complicando aún más el presupuesto de las familias.

Los aumentos de precios también atentan contra una dieta equilibrada puesto que los nutricionistas recomiendan permanentemente incrementar el consumo diario de frutas y verduras.

En ese sentido, históricamente, en las reiteradas crisis inflacionarias argentinas, las carnes terminan siendo los alimentos más baratos, en proporción a su rendimiento.

Por otra parte el aumento de los precios en verduras y frutas limita la posibilidad de experimentar variedades, ya que se termina optando por las más baratas obligadamente.l


Más noticias de hoy