×

“Dentro de 10 años voy a estar disfrutando mi vida”, la dolorosa carta de Fernando Báez Sosa

Sueños, deseos y sus valores se reflejan en las palabras que había escrito el joven que murió tras una brutal golpiza en Villa Gesell.

- 01:50 País

Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell, escribió una nota en la que se refirió a sus sueños. En el texto, escrito a mano, aseguró que se imaginaba disfrutando de su vida dentro de una década.

Los padres de Fernando Báez Sosa, Silvio y Graciela, encontraron la nota entre las pertenencias del joven y dieron a conocer su contenido. El papel se encontraba en una caja con recuerdos y objetos personales del joven al que asesinaron en la madrugada del 18 de enero de 2020.

“Creo que dentro de 10 años voy a estar haciendo lo que me gusta y disfrutando mi vida. Poder cumplir los sueños, objetivos y expectativas que tengo, darles regalos a mis padres, tratando de darles lo que me dieron. Espero ya tener una pareja, una estabilidad y comodidad económica. Amor, familia, amistades, cariño, unión, felicidad, conocimiento. Viajar, conocer y conectarme”, escribió.

En el texto, el joven, que tenía un plan de vida admirable, también hizo referencia a sus valores como persona y su misión en la vida. “Mi misión es conectar, amar, brillar y servir. Mis valores centrales son: amistad, independencia, placer, relaciones valiosas y el tiempo libre al servicio de las personas, la exploración de la mente, los deportes y la autoayuda”.

Fernando era hijo de Silvino Báez, encargado de un edificio, y Graciela Sosa, cuidadora de ancianos. Vivía en el barrio de Caballito y tras haber culminado sus estudios secundarios en el Colegio Marianista (gracias a una beca, ya que sus padres no contaban con recursos económicos para pagar la cuota), se había anotado en la Universidad de Buenos Aires para estudiar Derecho. En enero del año pasado se fue de vacaciones a la Costa, sin imaginar su fatal destino.

 

Alberto Fernández se reunió con Silvino Báez y Graciela Sosa y les aseguró brindarles todo su apoyo

El presidente Alberto Fernández recibió ayer en su despacho de la Casa Rosada a Silvino Báez y Graciela Sosa, padre y madre de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado hace un año a la salida de un boliche en la localidad bonaerense de Villa Gesell.

En el encuentro participaron también el legislador Leandro Santoro y el miembro del Observatorio de Víctimas del Delito y sobreviviente de la Masacre de Flores, Matías Bagnato.

Graciela Sosa, madre de Fernando, describió el encuentro como “cálido” y aseguró que Fernández “se comprometió” a darles “su apoyo como Presidente y como padre”.

“Estamos muy conformes con él por recibir su apoyo, que es muy importante. Nos atendió como si nos conociéramos, como un amigo”, dijo la mujer.

Graciela contó que hablaron sobre la Justicia y que le pidió que “no haya otro Fernando”.

“Conversamos acerca de la vida de Fernando y por sobre todo hablamos de la Justicia para que no quedé en la nada, para que no haya otro Fernando en este mundo, que fue a divertirse y no regresó”, señaló.

El domingo próximo los padres del estudiante realizarán una colecta solidaria en el Parque Rivadavia del barrio porteño de Caballito, en honor a su hijo, dado que el lunes se cumple un año del crimen. Fernando (18) fue atacado a golpes la madrugada del 18 de enero de 2020, a la salida del boliche “Le Brique”, en avenida 3, pleno centro de Villa Gesell, adonde había ido a bailar con unos amigos.

Horas después de la muerte del joven estudiante de Derecho, que residía en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y había viajado a la costa a pasar unos días de vacaciones, la policía detuvo a 10 rugbiers oriundos de la localidad bonaerense de Zárate que habían alquilado una casa a pocas cuadras de la escena del crimen.

En noviembre pasado, la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, pidió que ocho de esos imputados sean sometidos a juicio por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas”.

Se trata de Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21), quienes cumplen prisión preventiva en la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero.l


Más noticias de hoy