×

Neuquén: un controlador aéreo dormía, mientras un avión le pedía aterrizar

La nave bajó sin asistencia: el encargado de guiarla descansaba en un colchón en la terminal aérea neuquina. Alertados por la falta de respuestas, efectivos de la Policía Aeroportuaria terminaron por sorprenderlo mientras dormía.

- 09:48 País

Un controlador de tráfico aéreo del aeropuerto internacional Juan Domingo Perón de Neuquén se quedó dormido en su puesto de trabajo en un colchón en el piso y un avión privado tuvo que aterrizar sin órdenes.

El hecho sucedió la semana pasada aunque ayer fue confirmado por fuentes del aeropuerto internacional del Neuquén

El empleado habría ingresado a su trabajo como estaba estipulado. Algunos minutos después, una aeronave privada pidió indicaciones para sobrevolar el aeropuerto previo al aterrizaje, aunque no recibió ninguna respuesta y generó así la primera alarma.

Desde el avión le pidieron al camión que circula constantemente sobre la pista que se comunicara con la torre pero el vehículo tampoco logró hacerlo. La aeronave intentó hacerlo a través de UHF y Frecuencia Principal, también sin suerte.

Tras varios intentos -y con la aeronave sobrevolando la ciudad sin control- la Policía Aeroportuaria llegó hasta la torre y, para sorpresa de los efectivos, el controlador de tráfico aéreo estaba durmiendo la siesta en el suelo sobre un colchón improvisado. El avión privado, no obstante, logró aterrizar sin órdenes precisas.

Causa

Tras lo sucedido, el Juzgado Federal Nº 2 de Neuquén -a cargo de Gustavo Villanueva- tomó intervención en la causa y ya se tomó declaración indagatoria al director del aeropuerto y varios testigos que pueden ayudar a esclarecer lo sucedido.

Por el momento, el controlador fue apartado de su puesto de trabajo hasta que finalice la investigación y las autoridades de Fuerza Aérea Argentina determinen si va a ser sancionado.

El hombre es empleado por la Administración Nacional de Aviación Civil aunque, por un decreto presidencial, las personas a cargo del tráfico aéreo dependen de la Fuerza Aérea.

La torre de control del aeropuerto de Neuquén no sólo opera los vuelos que ingresan y egresan de la ciudad sino también los de los aeródromos ubicados en un espacio de 60 kilómetros y que también aquellos que vuelan por sobre los 600 metros.

Esto significa que aún durante el pasado cierre de la pista en enero, la estación continuó operando de manera normal.

El aeropuerto tiene cerca de 20.000 movimientos por año e incluye a las aeronaves que sobrevuelan Neuquén a gran altura pero que toman contacto con la torre de control.

Más noticias de hoy