INVESTIGACIÓN

La endoscopía de Débora Pérez Volpin no se grabó

El juez había ordenado secuestrar el aparato para determinar qué pasó durante la intervención.

El endoscopio con el que fue intervenida Débora Pérez Volpin el martes en el Sanatorio de la Trinidad no grabó el procedimiento, según le confirmaron a TN.com.ar desde la Policía de la Ciudad, encargada del segundo allanamiento.

Los investigadores encontraron las placas previas a la intervención, pero los médicos que atendieron a Débora no le colocaron al endoscopio el aparato necesario para grabar.

Por otro lado, en un procedimiento habitual, el aparato con el cual se realiza el estudio se conecta a una PC donde se ve lo que el endoscopio capta. Cuando se observa algo irregular, se captura la pantalla y se sacan imágenes. En el caso de Pérez Volpin, fuentes de la Policía de la Ciudad informaron que no hubo capturas de imágenes porque apenas empezado el estudio, los médicos tuvieron que sacar el aparato debido al estado de salud de la paciente.

En el primer allanamiento, realizado el 6 de febrero, los policías porteños secuestraron la historia clínica de Pérez Volpin, el libro de enfermería y la hoja de guardia del Sanatorio de la Trinidad. Hoy buscaron el endoscopio.