DELITOS ECONÓMICOS

Inspector de Calidad de Vida exigía una coima de $6.000 a comerciante

El damnificado alertó a la Policía y marcaron los billetes, con los que luego el acusado fue apresado en su poder.

Un supuesto inspector de Calidad de Vida de la Municipalidad, fue detenido anoche por personal policial luego de que intentara cobrar $6.000 que le había exigido al propietario de una playa de estacionamiento, y que tras el pago "trabajaría tranquilo", sin inspecciones ni posibles clausuras ante el faltante de alguna habilitación.

El procedimiento policial fue llevado a cabo en horas de la tarde de ayer y estuvo a cargo de efectivos de la División Delitos Económicos, a donde el dueño de un estacionamiento ubicado sobre calle Mitre, llegó para dejar asentada la correspondiente denuncia.

Según consta en la instrucción policial, un hombre de unos 45 años se habría presentado en la playa de estacionamiento como inspector de la Dirección de Calidad de Vida de la Municipalidad de la Capital y tras un breve diálogo con el comerciante, habría quedado en evidencia que el comercio carecía de la documentación exigida para su normal funcionamiento, motivo por el cual el mismo debía ser clausurado.

Ante la situación anómala que el supuesto empleado de la comuna local advirtió, éste le habría ofrecido al propietario del lugar, "una salida alternativa" y le habría solicitado la suma de 6.000 pesos para que todo se "olvidara" en ese mismo momento y para que el comercio continuara operando a pesar de las irregularidades y "trabaje tranquilo".

Fue así como acordaron el día y la hora de la entrega del dinero; sin embargo, el playero decidió concurrir a la sede policial a denunciar al empleado municipal. Los guardianes del orden, le propusieron al comerciante continuar con lo pactado sólo que el dinero estaría marcado con anterioridad para posibilitar la aprehensión del acusado, estrategia de la cual estaba al tanto el fiscal de turno, Dr. Sebastián Robles.

Luego de concretarse el pago, alrededor de las 18.45 de ayer, los efectivos procedieron a la aprehensión del sospechoso, de apellido Mendoza, cuando éste se encontraba en un domicilio del barrio San Martín, desde donde fue trasladado a la División Delitos Económicos y puesto a disposición de la Justicia interviniente.

No descartan que haya más damnificados del acusado.