IRRACIONAL

No le dieron plata para comprar droga y alcohol y prendió fuego a la casa

Un desquiciado adolescente casi provoca una tragedia en Campo Gallo, cuando se presentó en su casa -durante la madrugada- y prendió fuego a la propiedad, mientras el resto de la familia estaba descansando en su interior.

Según informó la policía, el lamentable suceso se registró cerca de las 4 de la madrugada, cuando Luis Antonio Pérez -de 58 años- solicitó ayuda a la policía ya que su domicilio, ubicado en una zona rural, se encontraba envuelto en llamas.

De inmediato a la casa se dirigió personal de la Comisaría 18 de Campo Gallo y los Bomberos Voluntarios, quienes trabajaron por varias horas para lograr controlar la llamas que se propagaron por el interior de la casa y consumieron todo lo que había en su interior.

Una vez controlada la situación, los efectivos se entrevistaron con Pérez, quien contó que minutos antes su hijo -un adolescente de 18 años- había regresado de la calle y se encontraba aparentemente bajo efectos de sustancias prohibidas y del alcohol.

Siempre en función de los dichos de Pérez, el menor despertó a sus progenitores y les exigió que le dieran dinero ya que "tenía" que comprar bebidas y droga para continuar consumiendo, por lo que sus padres se negaron y le ordenaron que se fuera a dormir.

Lejos de hacer caso a sus padres, el adolescente se trasladó hasta el sector de la cocina, donde tomó fósforos y una botella con alcohol y comenzó a prender fuego en las habitaciones. Por fortuna su padre advirtió el fuego y logró sacar a sus cinco hijos que estaban dentro de la casa.

Al advertir la gravedad de su acción el acusado se dio a la fuga hacia una zona montuosa para evitar que su padre lo entregue con la policía. Por fortuna los moradores salieron ilesos, pero el fuego quemó todo lo que tenía, por lo que quedaron con lo puesto.