×

Carlos Pérez Osorio a EL LIBERAL: “En Haití ha habido muchísimas razones, desde desastres naturales hasta pandillas criminales”

A&E estrenará, este domingo 16, a las 22, “Esperanza en la frontera”. Carlos Pérez Osorio (director creativo del documental), Juana María Torres (directora de Producción Original de A&E) y Judith Cabrera (codirectora de Border Line Crisis Center y activista comunitaria en la frontera con Tijuana) hablaron con EL LIBERAL.

- 14:46 Camerino

El fenómeno de la migración haitiana en México es la trama de “Esperanza en la frontera”, la nueva producción original de A&E Investiga que estrenará este domingo 16 de enero, a las 22, con versión subtítulos, mientras que el lunes 31 de enero será en versión doblada. En tanto, a partir del 1° de febrero, estará disponible en VOD.

Este documental fue concebido a través de relatos en primera persona de aquellos que buscan atravesar las fronteras con la esperanza de una vida mejor.

Organizado por A&E, se realizó una conferencia de prensa virtual, en la que estuvo EL LIBERAL, con César Sabroso (Sr VP Marketing A+E Networks :A&E, History, H2 & Lifetime LatinAmerica & Brasil), Juana María Torres (directora de Producción Original de A&E), Guinduri Arroyo (director de “Esperanza en la frontera”), Carlos Pérez Osorio (director creativo del documental), Judith Cabrera (co directora de Border Line Crisis Center y activista comunitaria en la frontera con Tijuana) y Dudu, migrante haitiano y protagonista de “Esperanza en la frontera”.

En ese marco, Pérez Osorio, Juana María Torres y Judith Cabrera respondieron a la pregunta formulada por EL LIBERAL

¿“Esperanza en la frontera” es un documental que ayuda a entender las razones de este fenómeno tan dramático como es el migratorio? Y por otra parte, ¿el documental nos interpela como sociedad, baja línea, pontifica sobre lo que hay que hacer y lo que no se debe hacer acerca de este problema?

Carlos Pérez Osorio: En cuanto a las razones de eso, creo que lo podría explicar luego mejor Judith. Yo creo que entendemos que hay muchas razones por la que la gente sale de sus países, como bien ahorita lo señalaba. Nadie sale de su casa porque quiere, sino porque te orillan a irte, no? En Haití particularmente ha habido muchísimas razones, desde desastres naturales, como bien lo señalaba, Dudu, problemas políticos, de pandillas de criminales, todo esto, pero creo que nos ayuda también entender la situación actual que se vive en nuestro país, en México sobre todo para nosotros podernos sensibilizar más a la raza, entender que el que la gente se tiene que ir de sus países no es que se quiera ir y por lo que pasan aquí en nuestro país. Creo que el documental nos ofrece una mirada muy cercana a la frustración que puede vivir alguien en este país. Bien lo señala Judith en el documental como una ciudad casi cárcel, no? que no permite el libre tránsito, que tiene largas, largas filas y esperas para poder resolver el estatus migratorio de las personas. Entonces creo que este documental nos ayuda a entender las razones por las cuales la gente se va, pero también entender la situación actual que viven en nuestro país y que debe de cambiar, pues tiene que generar una sensación de solidaridad y de que necesitamos garantizar un tránsito digno y un acceso más rápido al refugio en México.

Juana María Torres: A mí me gustaría comentar que precisamente tratamos que nuestros tres personajes nos explicaran diferentes razones por las que habían migrado y que también viéramos diferentes realidades, tenemos por ejemplo a Dudu, que nos está acompañando aquí, quien es un padre de familia que ahora está en Tijuana y él desea llegar a Estados Unidos. Tenemos a Marcelino, otro padre de familia que llegó a la frontera sur, pero él se enamora de México y él quiere quedarse a vivir en México. Y bueno, tenemos también a una chiquita, una menor de edad, que viene con su familia, con su mamá, con sus hermanitas y que bueno, ellos también tratan de de llegar a Estados Unidos. Representamos diferentes realidades de estos migrantes y creemos que lo que podemos aportar es que vean que en ellos hay seres humanos y que es importante esta crisis humanitaria que estamos viviendo en toda Latinoamérica. No es un fenómeno de México, de un país en particular en el mundo. Estamos viviendo esta urgencia humanitaria y creo que este documental dará a entender lo que sufren estas personas, lo que han tenido que vivir para llegar estas fronteras y pues ojalá hubiera una manera de ayudarlas, de tener más albergues como el de Judith, en donde les dan un poco de ayuda a estos migrantes.

Judith Cabrera: Definitivamente creo que un problema muy grande es la desinformación, los rumores. Creo que las personas toman decisiones que van a determinar su vida y la de su familia por las próximas semanas o meses y muchas veces estas decisiones están desinformadas. Hay mucho ruido en torno a la migración y también hay muchos factores en contra que son deliberadamente opuestos a que las personas migren. Estuvimos viéndola como una ciudad prisión en la Guardia Nacional, encapsulando las caravanas que trataban de salir, esta militarización terrible de la migración y finalmente hace poco lo que hicieron por parte del dinamismo es ofrecer camiones de salida como para desahogar un estadio que tenían allá lleno de gente y les prometieron camiones. Las personas dejaron sus trabajos, sus casas, lo que tuvieran más o menos establecido. Se van en estos camiones que los llevan a ningún lado, los dejan tirados en algún lugar del territorio nacional y la gente termina de llegar a la frontera norte por sus propios medios. Y en las últimas semanas vimos de repente una oleada de personas haitianas - dos mil quinientas, tres mil, cinco mil en una semana-. Todos los albergues están ahorita desbordados. La ciudad no cuenta con la capacidad para absorber a todas estas personas. No tenemos competencia cultural, no compartimos el idioma ni las costumbres. Entonces es una crisis que va en aumento, que cada vez se pone más compleja. Nuestro albergue tiene capacidad de 30, 40 personas. Hemos tenido hasta ciento cuarenta, nos mantenemos en promedio en 90, 70 y los recursos humanos para atender esto son escasos como los recursos materiales monetarios. La inseguridad que se vive en la zona también es terrible. El primero de enero asesinaron a un compañero aquí, prácticamente en nuestra puerta, lo cual significa un trauma muy grande también para las personas que están viviendo aquí. Entonces, de nuevo un llamado a la solidaridad, a la intervención oportuna y efectiva de las autoridades encargadas de atender los asuntos migratorios, pero también a la organización comunitaria, creo que incluso somos más rápidos y más efectivos si nos organizamos entre nosotros.


Más noticias de hoy