×

Regreso a las aulas: “No hay que transmitirles a los niños una ansiedad extrema ni persecutoria”

Recomiendan retomar los hábitos propios del tiempo de clases, en forma gradual. Los niños deben saber que tienen que cuidarse en tiempo de pandemia, pero no es conveniente hacerlo desde el miedo.

- 21:59 Santiago

El próximo lunes, los alumnos comenzarán a volver en forma gradual a las aulas, después de un ciclo completo realizado desde la virtualidad tras decretarse la pandemia de coronavirus en marzo del 2020.

La ansiedad del retorno, el deseo de volver a ver a los compañeros, y la adrenalina de hacerlo aun en medio de la circulación del virus, deben ser controlados por los adultos, que, lejos de ocasionarles preocupación a los niños, deben acompañarlos de la forma más correcta posible.

La psicóloga infantil Rosario Sanguedolce advirtió sobre la importancia de que los padres no les transmitan a sus hijos “ansiedad extrema ni persecutoria”, lo cual podría ser un punto negativo en esta nueva etapa que está pronta a iniciarse.

Hay muchas aristas para tener en cuenta al momento de repensar el nuevo arranque después de un año de pandemia. Lo importante es que los niños vuelvan a recuperar los hábitos. Una de las cosas que siempre se ha planteado durante la pandemia fue que los hábitos debían estar presentes, aunque sea dentro de la casa. No hay que olvidarnos de que los hábitos regulan el sueño, el comportamiento, y que pueden lograr cierta estabilidad y contención dentro del caos que significa la pandemia. Ahora hay que habituarse nuevamente al horario del colegio, a levantarse, a salir, a volver, a comer, a poder hacer algo durante la siesta o la tarde, y hacer lo mismo al otro día”, sostuvo la Lic. Sanguedolce.

Sin embargo, los alumnos deben saber que hay cosas que eran comunes y que ahora, por el momento, se encuentran limitadas.

“Hay que reacomodarse a los hábitos que implica la escuela, pero todavía con ciertas limitaciones, porque hay ciertas cosas que aún no se pueden hacer”, indicó la especialista, al tiempo que detallo: “Hay que explicarle a los niños cómo será el cambio. Explicarle detenidamente cómo será este período, ayuda al chico a que también pueda sentirse contenido y acompañado. Aquí lo importante es que le contemos al niño cómo serán las clases, de qué forma”.

En cuanto a los cuidados que se deben tener en relación al Covid-19 y los contagios, “es importante marcarle lo que tienen que hacer, como el uso del barbijo y la higiene de manos, pero no hay que trasmitirles una ansiedad extrema ni persecutoria. Esto puede generar malestar y angustia en ellos”, recomendó.

Deben transitar el cambio en forma independiente

En el contexto de pandemia, la Lic. Sanguedolce pidió a los padres “advertirles a los niños los cuidados y confiar que lo puedan y sepan hacer. Los papás tenemos que plantearnos que no vamos a poder estar encima del niño, que hay que empezar a creer que ellos pueden, en la medida de sus posibilidades, cuidarse y defenderse solos”.

Y agregó: “Como padres debemos enseñarles y dejar que ellos puedan transitar este proceso en forma independiente en la medida de sus posibilidades, con los cuidados y protecciones necesaria, sin ansiedad persecutoria, que hace que en el niño se genere mucha angustia. Habrán cosas que no podrá manejar, otras que no dependerán de él, porque estarán en un aula en el que convivirá con otros, pidiendo que todos se cuiden de igual forma”.

“No debemos olvidar que el niño necesita jugar, sociabilizar y bajo las medidas de prevención lo puede hacer”

A pesar de los cuidados que como familia se pueden tomar, y de los protocolos marcados desde las instituciones escolares, el riesgo de contagio siempre estará latente. Por eso, la Lic. Rosario Sanguedolce remarca la importancia de que los cuidados sean siempre prioridad, sin perder la esencia de las clases presenciales.

“Hay que saber también que siempre hay un riesgo. Entonces, hay que transitar este momento, sabiendo que es un riesgo, pero sabiendo que también hay formas de prevenirlo. Es interesante porque por un lado nos sostenemos de la prevención, pero por supuesto, esperando que el riesgo esté lejos”, indicó.

“Por todo ello, hay que enseñarle a los chicos las medidas básicas de cuidado, hay que indicarles y esperar que el niño haga lo mismo y también que sea sostenido por los docentes, por el entorno escolar”, agregó.

Proceso

Finalmente pidió evitar “trasmitirle al niño la preocupación extrema porque su psiquis no está preparada para asimilarlo y tampoco es algo saludable, porque el niño necesita jugar, sociabilizar, y bajo las medidas de prevención lo puede hacer sin la necesidad de una ansiedad extrema”.


Más noticias de hoy