×

Más marcas argentinas abren locales en los Estados Unidos: qué tener en cuenta para montar un negocio

Varios motivos llevan a empresas gastronómicas a internacionalizar sus operaciones a barrios de La Florida. Las claves para una expansión exitosa.

- 13:44 El Cronista

Más marcas argentinas internacionalizan sus negocios y desembarcan en los Estados Unidos. La mayoría elige instalar sus locales en La Florida, en los barrios más importantes de Orlando y Miami, por su cultura latina y la gran cantidad de argentinos que residen en el sur del país.

Ante un contexto nacional turbulento, se presenta la necesidad de diversificar la operación en mercados con menos riesgos, como el estadounidense. "Las empresas apuntan a ser sustentables en el largo plazo y no estar atadas únicamente al consumo interno. Se evidencia la búsqueda de estabilidad", considera Carlos Canudas, consultor internacional en franquicias y titular del Estudio Canudas.

En este sentido, el especialista asegura que es incipiente la apertura de marcas argentinas en los Estados Unidos, sobre todo de pymes del sector gastronómico, aunque algunas compañías más grandes llevan un recorrido más extenso en América del Norte.

Lucciano's abrió su primer local en el shopping Florida Mall, en Orlando. Previo a ello, realizó su primer envío de helados artesanales a ese país, con un container de ice-pops. La firma nació en Mar del Plata, de la mano de Daniel y Christian Otero, y este año cumplió una década.

"Cuando uno hace negocios, sueña con escalar su marca al mundo. En pos de crecer, siempre buscamos nuevos mercados y en los Estados Unidos vemos una oportunidad. No existen allá propuestas de helado artesanal como la nuestra. El público está acostumbrado a consumir productos de origen industrial", explica Christian Otero, que se desempeña como director de la compañía.

Lucciano's ya fabrica en ese local, aunque continúa importando buena parte de la producción. Para ello, certificó su fábrica marplatense a través de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).

"Nos está yendo muy bien, pese a que Orlando aún tiene restringido el acceso al turismo. Un promedio de 40.000 personas visitan la sucursal por mes y tenemos la intención de continuar creciendo", señala Otero.

En la Argentina, la firma, que se hizo conocida por sus paletas con presentaciones modernas y gustos innovadores con influencia italiana, ya tiene casi 50 puntos de venta que poseen una estética vanguardista. Su helado artesanal fue elegido el mejor de la Ciudad de Buenos Aires, en una competencia gourmet que organizó el Gobierno porteño.

Al caso de Lucciano's se suma el de Pani, que inauguró un local en el centro comercial Aventura Mall, en Miami. La publicista Eliana 'Pani' Trotta empezó vendiendo tortas desde su casa en 2009 y fundó la cadena de pastelería en 2010, a sus 27 años. 

"Buscábamos llegar a Miami porque es el destino de los Estados Unidos donde resulta más fácil ingresar. Siempre fue una plaza que nos interesó desde el primer momento. Es atractiva desde el punto de vista del negocio, pero además funciona como una fuerte vidriera, especialmente para Europa. Sirve de puntapié para abrir más mercados", afirma José Bóscolo, Operations & Expansion Manager de Pani.

El local de Aventura Mall registra cerca de 4000 tickets por mes, mientras que las sucursales de la Argentina llegan a un promedio de 3500 transacciones mensuales. "El público es diverso. Nos visitan americanos, argentinos que están de visita o que viven allí, y extranjeros residentes", dice Bóscolo.

El menú se adaptó al paladar local, respetando la línea de los productos y la imagen. "Hay una mayor oferta de platos salados que en la Argentina que hacen que la propuesta sea más de restó. Aunque por ahora no tenemos ninguna apertura planeada para el corto plazo, la idea es seguir apostando por los Estados Unidos", afirma el ejecutivo.

A nivel nacional, Pani tiene siete sucursales. Su mentora hizo de cada rincón de ellas una postal instagrameable, con su particular diseño que combina elementos antiguos y nuevos en una impronta ecléctica.

Asimismo, Harper Juice, una marca de jugos naturales sin azúcar agregada, ya puso un pie en Miami. Tiene un local propio en Little River y una franquicia en Brickell. Está próximo a sumar su tercera sucursal, con una segunda franquicia en Coral Gables.

La inversión inicial para montar allí un punto de venta de la marca ronda entre u$s 120.000 y u$s 130.000. "El objetivo es abrir cuatro franquicias más en 2022", anticipa Gonzalo Molina, quien fundó la empresa junto a su hermana.

"La mayor inversión está destinada a la infraestructura y la maquinaria. En la Argentina, cada devaluación altera las proyecciones estimadas. También, el consumo de juegos es estacional, algo que no sucede en Miami, donde es parejo todo el año. Además, el consumidor es más fit", enumera las causas que lo llevaron a exportar su negocio.

Para diferenciarse de los competidores número uno de jugos, Harper Juice diversificó su oferta en los Estados Unidos. Sumó café orgánico tostado y desarrolló una línea de productos con cannabidiol (CBD). "Sellamos una alianza con la firma Plant People para fabricarlos en nuestros locales", comenta Molina.

La empresa posee cinco sucursales en el shopping Distrito Arcos en Palermo, Belgrano, Recoleta, Beccar y Tigre. Además de crecer en los Estados Unidos, planea el lanzamiento de franquicias en el interior del país.

Al igual que estas marcas, también se expandieron a los Estados Unidos una cervecería y una hamburguesería. La primera, La Birra, el bar que nació hace dos décadas en Boedo y tiene 12 sucursales en Capital Federal y Gran Buenos Aires, llegó a Miami en julio. La segunda, The Food Truck Store (TFTS), una cadena de comida rápida que se inauguró hace seis años y cuenta con tres locales, desembarcará el 16 de septiembre en Miami también.

QUÉ TENER EN CUENTA 

Muchos argentinos se lanzan a emprender en los Estados Unidos para conseguir la residencia. Hay dos visas que se pueden tramitar para este fin: la EB-5, para aquellos dispuestos a invertir más de u$s 900.000 millones y conseguir la green card, que otorga la residencia permanente; y la E-2, para quienes quieran abrir un negocio, nuevo o ya establecido. En este caso, se necesita un desembolso superior a u$s 100.000.

Pero hacer negocios en un mercado tan regulado como los Estados Unidos es complejo. Quienes piensen en desembarcar en él deben saber que pueden encontrarse con demoras en los permisos y las aprobaciones de los planos, que pueden traducirse en retrasos de inicios de obras; como así también con procesos burocráticos que se deben atravesar.

"El registro de la marca es lo primero que se debe hacer. Hay que tramitar es el Documento de Divulgación de Franquicias (FDD), que incluye los antecedentes y las características técnicas de una empresa. Demanda entre 60 y 90 días. Con él, luego se puede franquiciar la marca en la mayoría de los estados", comenta William Le Sante, director de Le Sante International, una firma que asesora a compañías que quieren expandirse internacionalmente.

El especialista sugiere antes de lanzar una franquicia abrir un local piloto. "Siempre es mejor probar si funciona el concepto y hacerle los ajustes necesarios", recomienda.


Más noticias de hoy