×

Apostaron por el shampoo vegano y duplicaron sus ventas en pandemia

Han es una fabricante nacional de artículos de cuidado capilar fundada hace 35 años. Transformó su portfolio y, en el último año, no dio abasto con los pedidos. En qué consiste su producto estrella y por qué el método 'Curly Girl' fue el secreto de su éxito.

- 13:49 El Cronista

El consumidor fue mutando y exigiendo productos, cada vez, más exclusivos. Una década atrás, hablar de artículos de higiene personal veganos habría sido impensado. Ese término sólo podía asociarse con los hábitos de comer. Hoy, los shampoo libres de sulfatos y parabenos ganan adeptos. Si bien, para muchos, se convirtieron en una moda, son un negocio en auge y fueron la excusa perfecta para que una empresa local duplicara sus ventas, incluso, en pandemia.

"Vivimos un fenómeno impensado. De 2019 a 2020, llegamos casi a duplicar nuestras ventas, aun con la pandemia y teniendo nuestra planta un mes sin funcionar", cuenta Andrea Gomberg, dueña de la marca Han, una empresa especializada en el desarrollo y fabricación de productos capilares.

"Cerramos 2019 con un total de 216.000 unidades vendidas. En 2020, un año atípico de pandemia, fueron 365.000, con una proyección mayor para este año", asegura Gomberg, quien hace dos años comenzó a hacerse cargo de la empresa familiar.

Han nació a mediados de los '80, de la mano de Eduardo Gomberg. La empresa ofrece tinturas, shampoo, cremas de enjuagues y cremas para peinar. Creció a paso firme pero muy lentamente.

"En un principio, el laboratorio y el envasado se tercerizaban. Luego, esos procesos se fueron haciendo en nuestra propio planta en Ciudadela, en donde generábamos el productos, lo envasábamos y también lo distribuíamos", explica la hija del matrimonio que, durante años, mantuvo el negocio.

El público fue cambiando y haciéndose, cada vez, más exigente. "Mi padre tenía una visión particular, quizás, más efectiva para aquellas épocas. Él comercializaba de forma exclusiva el producto, lo que hacía que no fuera tan masivo. Quien quería comprar nuestros productos sólo podía hacerlo en una perfumería determinada", cuenta Gomberg.

La clave para incrementar los números de facturación no solo estuvo focalizada en aggiornar los productos con la demanda actual. También, en cambiar las estrategias de marketing y hacer que la marca sea más masiva.

"Las redes sociales, presentarle nuestros productos a influencers y ampliar nuestro canal de distribución fue esencial para hacer que la marca se empiece a conocer", explica.

"Hicimos los primeros cambios de manera gradual. Primero, empecé a mejorar los perfumes de los productos y, después, comenzamos a involucrarnos en el método Curly Girl, una forma natural de cuidar el cabello con rulos", cuenta esta mujer que, no casualmente, tiene cabello rizado.

Hizo las primeras pruebas con su propio pelo y encontró un mundo que podía adaptarse a su negocio. El método se basa en la hidratación y en el respeto natural del cabello.

Para ello, en la rutina de limpieza y cuidado semanal, se propone espaciar los lavados y nutrir bien el pelo, utilizando productos específicos sin sulfatos, siliconas, aceites minerales o ceras.

"Si bien no todos nuestros productos son veganos, sí tratamos de que sean lo más natural posible. Es ahí donde notamos el cambio y la aceptación de nuestros clientes", resalta.

Hoy, la marca se vende en perfumerías de todo el país y también se comercializa en los centros de belleza y peluquerías.

"Una producción de 350 litros, antes, nos duraba medio mes. Ahora, esa misma producción alcanza para tres días. El mes pasado, eso se lo llevaron sólo dos clientes. No damos abasto con los pedidos", dice.

La empresa familiar, que hoy cuenta con 15 empleados, sumó a seis de ellos en el último año. "Tendremos que seguir incorporando personal", cuenta. Además, compraron maquinaria para etiquetar los productos y que se adelante los procesos finales de producción.

Este año, Han amplió su cartera de productos y lanzó una línea de shampoo y crema de enjuague para niños. "Hoy, vemos que las madres buscan utilizar productos cada vez más saludables para sus hijos", explica.

Además, continuando con la tendencia del método Curly Girl, también sumó un producto co-wash. "Es una crema de enjuague de limpieza, teniendo en cuenta que, muchas veces, se recomienda no usar shampoo y solo crema de enjuague para el lavado del cabello con rulos", finaliza.


Más noticias de hoy