×

Hace más de siete años, ya hablaba de “Tortuga”

Por el CPN Walter Noe Tagliavini.

- 01:27 Deportivo

El que escribe, ya hablaba de Deck hace siete años. En octubre del 2013, escribí un documento y lo leí en la Asamblea Anual de Quimsa. Pedí autorización para leerlo y me fue concedido por la mesa directiva, encabezada por el presidente Gerardo Montenegro.

A medida que la iba leyendo, le maticé anécdotas y circunstancias del básquet que hacen a la historia de Santiago del Estero. Al finalizar, recibí una aceptación de parte de todos los asistentes y un aplauso que me dio la pauta de que no estaba equivocado en mi pedido y expresiones. Montenegro le respondió a la asamblea (especialmente a mí) que estaba en el ánimo de la CD la protección para “Tortuga”.

Al director técnico de Quimsa, Fabio Demti, lo echaron unos 20 días después de esa asamblea y trajeron al “Huevo” Sánchez. Y él lo primero que hizo fue poner a Deck de titular y ubicarlo en un equipo para no abandonar jamás su lugar.

Sánchez dirigió al equipo hasta el final del torneo, pero dejó sentadas las bases para que Quimsa saliera campeón de la Liga la siguiente temporada, con Deck en la plantilla. Luego, la historia es conocida. Deck a San Lorenzo, luego a Europa y hoy, en la NBA. Esto fue lo que leí en aquella asamblea:

Para los que no me conocen, soy “Coco” Tagliavini, y soy parte de una familia que desde mi padre, don Antonio, lleva el básquet en la sangre. Vengo del viejo y querido Santiago BBC, el hoy rojo de Quimsa. Reconozco que cuando murió Santiago BBC, sentí un profundo dolor en el alma, que el tiempo y Quimsa fueron aplacando.

Me pierdo un poco en los tiempos, pero seguro que ya hace más de 10 años que tengo la misma platea en Quimsa, muchos años junto con mi familia, entre ellas mi hermana Perla más conocida que yo.

Santiago del Estero, una de las cunas del básquet, se caracterizó siempre por tener ídolos en este deporte. “Chafa” Lledó, los hermanos Ruffa, Paco Barrientos, “Cacho” Gisneros, “Pichi” Venturini, León Martinetti, y entre los más nuevos, Alfredo Tulli, “Quebracho” Torres, el Benja Arce, el “Inqui” Ríos, el “Negro” Flores, Miguel Cortijo, entre otros. Y después Miguel, quién...

A nivel local, todavía recuerdo las finales del ascenso de Quimsa a la Primera, todos santiagueños prácticamente. Y a partir de allí vemos que prácticamente todos son “extranjeros” me acuerdo sólo del “Frente” Small y de “Brunito” Ingratta. Después nadie.

Esto atenta y mucho contra la idiosincrasia del santiagueño, que siempre anhela tener un ídolo en sus raíces a quien admirar. Hoy, estoy seguro tenemos en nuestra manos a un pichón de ídolo. Todos saben a quién me refiero. Con proyección nacional e internacional, me refiero a Gabriel Deck.

Y señores, lo estamos quemando. Siento que lo estamos frustrando, y siento que lo estamos perdiendo, y que en cualquier momento se nos va. ¿Y por qué? considero que tenemos un técnico, que independientemente de todos los pergaminos que pudiera exhibir, un incapaz, señores, y me hago cargo de lo que aquí digo. Incapaz de formar un jugador, siempre estuvo en clubes de extranjeros llamemoslos así, y es de los que prefiere perder un partido poniendo a las estrellas por un simple, que arriesgarse a perder por goleada con los chicos. A las pruebas me remito: en la temporada pasada, ganábamos por 20 tantos y no ponía a los chicos; perdíamos por 20 tantos y tampoco ponía a los chico. Señores: lo estamos perdiendo a Gaby. Cuando se renovó el contrato del actual técnico, le pregunté a un dirigente del club si le había puesto en el contrato cuántos minutos le exigieron que lo haga jugar a Deck? Sin respuesta.

Aclaro que no tengo nada, absolutamente nada con Deck. Lo que sí tengo es sentimiento, la visión de que estamos ante la posibilidad de un nuevo ídolo santiagueño, mezclado entre los extranjeros y no quiero que lo perdamos.

Sin ir más lejos: hoy es de mayor capacidad de salto del plantel. En el último juego, el técnico quemó a Phillip y a Tintorelli, por no ponerlo a Deck. Sólo el técnico no vio eso. Por supuesto que Roberts es un jugadorazo, pero no le dio la oportunidad a Deck a la alternancia para tratar de hacerle pesar su capacidad de salto, aunque más no sea para tratar de conservar a Philip y a Tinto.

Estoy seguro que ninguna de las explicaciones que esgrime el técnico será satisfactoria para los santiagueños, que de básquet sabemos bastante. Para terminar, un simple comentario para los amigos, dirigentes del club: no se hagan corresponsables del técnico si lo perdemos a Deck (que según conozco de primerísima fuente este año casi se nos va). No está en mi sugerirles nada, menos aconsejarlos. Simplemente comentarles que a todos los hinchas santiagueños del básquet, nos dolerá si lo perdemos al ‘Gaby’.

A todos nos gusta ganar (a quién no) pero, por favor, busquen la compatibilización entre lo deportivo con lo institucional, y especialmente con el pensamiento del hincha, y porque no decirlo, de todos los santiagueños. Claro, que queremos un título, pero también anhelamos tener un nuevo ídolo a quien admirar. Protejámoslo para que, si Dios quiere, se nos transforme en una realidad.


Más noticias de hoy