×

Central Córdoba perdió por su ineficacia y por la jerarquía de ''Maxi'' Rodríguez

El ídolo de la "Lepra" marcó de tiro libre el único gol del partido, dos minutos después de ingresar al campo. El "Ferro" tuvo sus chances, pero no las pudo concretar y dejó pasar una linda chance.

- 03:00 Deportivo

Venía de dos victorias importantes en fila y ayer tenía la chance de engrosar esa racha positiva, pero no pudo ser. Central Córdoba pagó demasiado cara su ineficacia en ofensiva y terminó perdiendo ante un tibio Newell's Old Boys, que se llevó los tres puntos gracias a la categoría de Maximiliano Rodríguez.

 

El volante de 40 años ingresó y, de tiro libre, marcó el único tanto de la tarde en el Parque Independencia. Newell's se impuso por 1 a 0 en uno de los duelos que le dio continuidad ayer a la fecha 22 de la Liga Profesional de Fútbol.

 

Central Córdoba generó chances, pero no pudo concretar y sufrió la sexta derrota en el ciclo de Sergio Rondina como entrenador del equipo. Los rosarinos, por su parte, se recuperaron de la derrota del domingo pasado ante Arsenal en Sarandí y ratificaron que de local, el equipo casi siempre se hace fuerte.

 

El local jugó mejor en el comienzo del primer tiempo y generó su llegada más clara a los 14' con un violento derechazo de Nicolás Castro, que el arquero Rigamonti contuvo a medias, al extremo que la pelota le venció y lesionó una mano y recorrió la línea de meta, pero la jugada fue anulada por infracción de Scocco.

 

Central Córdoba fue superior en largos pasajes de la etapa inicial. El partido fue otro en el complemento porque el conjunto visitante se adueñó mayor tiempo de la pelota y generó las llegadas más claras, como una volea en el travesaño de Alejandro Martínez, a los 7 minutos, un cabezazo de palomita alto de Lucas Melano, a los 9', y un remate del propio Martínez que el ingresado Escobar salvó en la línea, a los 10', con el arquero vencido.

 

Hasta que a los 23' entró el experimentado Maximiliano Rodríguez, que cambió el partido: le pidió patear un tiro libre a Scocco, desde la izquierda y metió un golazo al colocar la pelota sobre la barrera, junto al poste izquierdo de Rigamonti, quien se movió hacia el medio y no pudo volver.

 

El resto del partido fue un monólogo de los santiagueños, que volvieron a ganar por afuera con los volantes y los laterales y que no se cansaron de perderse el empate, como en dos cabezazos de Milton Giménez, a los 45' y a los 50', cuando entró solo pero la envió a las manos de Macagno.

 

 


Más noticias de hoy