×

Destacan la importancia de ser donante de médula ósea

En Santiago del Estero, los interesados en inscribirse o adquirir mayor información deben concurrir al Centro Provincial de Sangre.

- 20:41 Santiago

El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.

En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.

En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

Cuáles son hoy los requisitos exigidos para ser donante

El Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) recordó a la comunidad los requisitos para registrarse como donante de médula ósea, un gesto de solidaridad que puede salvar muchas vidas, ya que tres de cada cuatro pacientes no tienen donante compatible en su familia y necesitan uno.

En ese sentido, se indicó que se requiere gozar de buen estado de salud, tener entre 18 y 40 años y pesar más de 50 kilos, acercarse a un centro asociado, donar una unidad de sangre. Allí también tomarán una pequeña muestra para analizar genéticamente.

Luego se completa un formulario con información personal y fundamental para contactarte en caso de ser necesario.

Proceso

Al hacerlo, en el transcurso de seis meses aproximadamente, pasará a formar parte del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas, que a su vez forma parte del World Marrow Donor Association (WMDA).



 

El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.

En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.

En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas. 

El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.

En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.

En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.

En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.

En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.

En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.

En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

 
 El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.
En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.
En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.
La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.
El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.
Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.
La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas..l


El pasado 1 de abril se conmemoró el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, en recordación a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante.

En ese contexto, desde la asociación civil Sonrisas y Acciones Solidarias, destacaron la importancia de inscribirse en el registro para ayudar a quienes en su momento requieran el procedimiento sanitario.

En Santiago del Estero, pueden acercarse al Centro Provincial de Sangre, para recibir mayor información o incluirse en dicho registro.

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El Registro Nacional de Donantes de CPH cuenta actualmente con más de 240.000 donantes inscriptos y forma parte de una red mundial que reúne a más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras. El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

La creación del Registro Nacional de Donantes permitió que el trasplante de células de donantes no emparentados sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

Más noticias de hoy