×

FMI aprobó revisión pero advierte por las reservas, la emisión e inflación

El acuerdo pasó el test del primer trimestre, flexibiliza metas del segundo y advierte que se deben cumplir las pautas para todo el año.

- 00:25 Economía

El Directorio del FMI aprobó la primera revisión del programa de Facilidades Extendidas vigentes con la Argentina y realizará un giro de U$S 4.010 millones, aceptó flexibilizar algunas metas trimestrales, pero a otras las considera inalterables para la segunda parte del año.

El organismo aceptó flexibilizar las metas trimestrales intermedias para ajustarlas al shock de precios de alimentos y energía que produjo la invasión de Rusia a Ucrania pero a cambio de mantener sin cambios los objetivos anuales. Para esta recalibración no fue necesario el pedido de un "waiver" (perdón) por parte de las autoridades argentinas.

La auditoría corresponde a las metas pactadas para el primer trimestre del año, que ya habían tenido el visto bueno del staff técnico que se ocupa del caso argentino. El voto positivo habilitó un desembolso de U$S 4.010 millones que fortalecerán las reservas del Banco Central.

"La economía argentina continúa con su recuperación posterior a la pandemia, pero se ve afectada por los shocks asociados con la guerra en Ucrania y las incertidumbres globales más amplias. Los precios mundiales más altos de los alimentos y la energía se suman a las presiones inflacionarias y desafían los objetivos fiscales y de acumulación de reservas. A pesar de estos choques, las autoridades cumplieron con todos los objetivos cuantitativos a fines de marzo de 2022", sostuvo el FMI.

Frente a este escenario el FMI dijo que la Argentina se comprometió "a mantener los objetivos del programa de fin de año con cierta flexibilidad en las trayectorias trimestrales para adaptarse a los choques". Las metas anuales que el FMI considera inalterables son: déficit primario de 2,5% del PIB, US$ 5.800 millones de acumulación de reservas, y 1% del PIB de asistencia del BCRA al Tesoro.

En las últimas reuniones los funcionarios argentinos y del FMI habían comenzado a trabajar sobre un escenario diferente debido al stress que sufrieron las cuentas públicas por las implicancias de la invasión de Rusia a Ucrania.

El déficit, reservas e inflación

Desde el Palacio de Hacienda se explicó que la asistencia adicional que tuvo que realizar el Estado fue para contener la situación social y adelantar compras de energía a precios muy superiores que trastocaron la estacionalidad con la que se había diagramado el programa. Según el programa original el déficit del primer semestre acumulado no podía pasar los $ 566.000 millones. Los datos oficiales a mayo muestran un desfasaje de $ 462.000 millones, dejando un insuficiente margen de $ 100.000.

De allí que se recalibrará esta meta y la de acumulación de reservas, que se mantiene en $ 5.800 para el año pero que será más laxa para los primeros 6 meses del año.

Otro punto importante es el recálculo de la inflación. El pacto original estipulaba un rango entre 38% y 48% pero el Gobierno ya trabaja con una estimación entre 52% y 62%

Si bien el FMI admitió la recalibración advirtió: "Cumplir con el objetivo de déficit fiscal primario del 2,5 por ciento del PIB en 2022 es esencial para moderar la demanda interna, limitar el financiamiento monetario del déficit y respaldar la acumulación de reservas, y requerirá una implementación y un seguimiento firmes de los compromisos presupuestarios. También se necesitan esfuerzos sostenidos para mejorar el cumplimiento tributario, reducir los subsidios a la energía y fortalecer la gestión de las finanzas públicas".


Más noticias de hoy