×

Un kilo de mortadela o de jamón cocido cuesta más que uno de milanesas de pollo

El precio de fiambres de primeras y segundas marcas subió en promedio 11% este mes. Muchos embutidos pasan los $1000/kg

- 01:07 Economía

Los precios de los fiambres registraron en lo que va de septiembre, aumentos promedio del 11% con lo cual el valor de diferentes embutidos empareja y supera a determinados cortes de carne vacuna a la par que ya son más caros que un kilogramo de milanesas de pollo.

La variación de precios que tuvieron los fiambres marca una perspectiva de un fuerte encarecimiento de comidas típicas de los meses más cálidos del año como los sándwiches de miga.

De acuerdo a lo señalado desde diferentes supermercados locales y fiambrerías, en la actualidad casi ningún fiambre cuesta menos de $100 el kilogramo. Incluso embutidos tradicionales y populares como la mortadela bocha en primeras y segundas marcas, tienen un costo que oscila entre los $850 a los $1.400 por kilogramo.

"La mortadela ha subido un 11% este mes en algunas marcas económicas, las de primeras marcas un porcentaje similar, también hay otras muy económicas a precios más bajos pero la gente no las lleva", señaló Jorge, el encargado de un supermercado céntrico.

Agregó que "en el caso del jamón cocido hay una variedad de primeras y segundas marcas pero ninguna está en menos de $1.000 el kilogramo, al igual que la paleta sandwichera que en las segundas marcas tiene un precio de $1.100 el kilogramo". Esto significa entre $100 a $110 por cada 100 gramos de producto.

Algunas grandes superficies comerciales, en el caso del jamón cocido muestran precios de entre $1.400 a $1.600 el kilogramo de este producto, con lo cual el precio oscila entre los $140 a $160 por cada 100 gramos. A su vez, otros negocios locales ofrecen marcas similares a $1.155 el kilogramo, equivalentes a $115 por cada 100 gramos.

Por otra parte, el queso en feta –en su mayoría de variedad tybo-, "también está con aumento, ya viene subiendo pero está por kilogramo entre los $1.200 a $1.500 según la marca y en las primeras marcas está aún más caro", señaló Alfredo, propietario de un autoservicio. Agregó que "hoy la gente lleva de a 100 ó 200 gramos nada más, porque solamente en eso se gasta entre $250 a $300 y si además, compra algún fiambre en la suma se gasta capaz más de $500".

El aumento de los fiambres llevó a que su precio se ubique en algunos casos por encima de un kilogramo de carne vacuna que oscila según cortes como carne molida entre los $750 a $1.100 en determinados blandos. A su vez, también supera en el caso de la mortadela por kilogramo cuyo valor más económico ronda los $850 o el jamón cocido ($1.100) a un kilogramo de milanesas de pollo que se consiguen en valores que oscilan entre los $550 hasta los $750 según el comercio donde se adquiera.


Más noticias de hoy