×

El final del dólar soja trae más incertidumbre para el turismo y otras actividades

"El dólar oficial se está moviendo más rápido y subiendo a 6% por mes. No veo un efecto antiinflacionario", indicó un economista.

- 23:28 Economía

Los economistas Camilo Tiscornia (CT Consultores) y Víctor Becker (Cene/UB) se refirieron, en diálogo con EL LIBERAL, a la situación que se podría plantear en la economía tras el cese del "dólar soja" que el Ministerio de Economía instrumentó durante este mes para engrosar las reservas del Banco Central.

 

En ese sentido, los analistas coincidieron en que el "dólar soja" a $200 cumplió su función de aumentar las reservas y destacaron ese aspecto en el corto plazo, pero indicaron que tras el cese del mismo, podrían generarse esquemas similares en otras actividades.

 

En primer término, Tiscornia, indicó a EL LIBERAL que "viendo los efectos de corto plazo, ha sido positivo porque la realidad es que las reservas de corto plazo se están recomponiendo y eso es importante. Pero, la pregunta del millón es si estos dólares que están entrando ahora, son además de lo que se hubiera liquidado normalmente y lo que se va a liquidar en el último trimestre del año o si, en realidad, simplemente se adelantó para aprovechar este dólar más alto".

 

Por su parte, Becker, agregó que en este mes, "el Gobierno logró que se liquiden más de U$S6.000 millones en menos de 30 días. El BCRA deberá administrarlos con prudencia hasta marzo, en que empezará a ingresar el producido de la cosecha fina".

 

En tanto, respecto de si incide esta medida en la inflación, Tiscornia señaló que "tener un dólar más alto es como que en el fondo hubo una especie de devaluación en los productores de soja. Tiene un efecto inflacionario, pero reducido, porque la soja entra poco en la canasta de inflación del IPC. Ahora, ¿si esto calma al dólar? No lo calma. Calmó los dólares alternativos que son los que tienen efecto en la inflación, pero en el dólar oficial es al revés: se está moviendo más rápido. Está subiendo al 6% por mes, o sea que no veo un efecto antiinflacionario y tampoco veo un efecto muy inflacionario en el corto plazo".

 

Para Becker, "el establecer un tipo de cambio diferencial para la exportación de soja tiene la ventaja que se trata de un cultivo cuyo producto no integra la canasta de consumo de la mayoría de la población por lo que la medida tiene un mínimo efecto sobre la inflación. No puede mantenerse –más allá de septiembre- porque ello alentaría un nuevo proceso de 'sojización' en detrimento de los cereales y oleaginosas que sí afectan a la canasta de consumo, como ocurriera entre 2008 y 2015".

 

En tanto, respecto de si se abrirán otros tipos de cambio especiales, Tiscornia sostuvo que "va a estar abierta la puerta. Creo que el Gobierno tiene como estrategia central reforzar las reservas. Con eso, esperan calmar las expectativas de devaluación. A eso apunta todo esto". FALTA9.DOC

 

 


Más noticias de hoy