×

Weisburd recibió a su medallista de Plata en los Juegos Atacalar 2022

"Tengo 16 años y muchos sueños que con la ayuda de Dios y mi sacrificio, voy a lograr", festejó la joven atleta.

- 21:51 Interior

La joven Victoria Guadalupe Goitea revolucionó Weisburd, su pueblo natal, que le organizó una gran bienvenida al regresar de los juegos Atacalar 2022, con la Medalla de Plata en posta de 4 x 100, junto a Guadalupe Contreras, Morena Hoyos y Delfina Carabajal, de quienes define: "Hicimos un buen equipo".

De 16 años, Guadalupe integró el equipo que representó a Santiago del Estero en los Juegos Atacalar 2022, que se desarrollaron en la ciudad de Copiapó, Chile. Viajaron alrededor de 40 chicos que compitieron en diferentes disciplinas.

Obviamente, la experiencia excedió lo deportivo: "El viaje fue re lindo, pasando alrededor de montañas, cruzando la Cordillera (de los Andes), que es algo súper hermoso. Fuimos 40 junto con los profes. Pegamos amistad con otros chicos. Salimos el miércoles 16, el 17 llegamos. Lo de Atletismo, que solo fuimos 10 chic@s, tuvimos el 19 la competencia. Salimos el 20 y llegamos a Santiago el 21".

Sobre el triunfo señaló: "En Posta 4x100 salimos segundas con mis compañeras, el trabajo en equipo fue algo grandioso, poder festejar y quedar en segundo lugar, recibiendo Medalla de Plata".

"Siempre soñé con cumplir mis sueños, y sé que lo que sueñas en algún momento se cumple, como a mí: ir a un internacional representando a mi provincia, y haciendo lo que me gusta, que es el atletismo. Hace 5 años que practico. ¿Qué le diría a los jóvenes y a los niños? Que el deporte te salva de muchas cosas, es lo mejor, el deporte es vida y que nunca dejen de soñar en grande".

Además "lo importante es llevar amigos, recuerdos, experiencias inolvidables, eso para mí es una medalla. Nunca imaginé algo así, muchas emociones juntas. Literalmente es lo mejor que me está pasando. Confío en Dios que vendrán muchas cosas más, y que ésta es apenas una".

En el final destacó: "Gracias a todos por apoyarme, en especial a mi familia, confío siempre en mí. Al comisionado de Weisburd, al intendente de Quimilí, a mis padres. En especial al profesor Alfredo Ricardo Vega, que estuvo siempre y fue mi entrenador, no tengo palabras para agradecer por todo lo que hizo por nosotros. Este sueño no se habría cumplido sin la ayuda de él. Espero que la gente siempre ayude y que esto siga creciendo, porque esto recién empieza. ¡Vamos Weisburd!".


Más noticias de hoy