×

Con un doblete del "Changuito" Zeballos, Boca goleó a Tigre.

El xeneize le ganó al matador por 5 a 3, con dos tantos del santiagueño, dos de Benedetto y uno de Fabra.

- 23:59 Mundo Boca

Con dos goles del “Changuito” Exequiel Zeballos, Boca logró recuperarse de lo que fue la derrota del fin de semana ante Central Córdoba con una gran victoria ante Tigre: el Xeneize se impuso por5-3 en la Bombonera, en un encuentro correspondiente a la fecha 3 de la Liga Profesional.

Con este resultado, los de la Ribera subieron a la sexta posición del certamen con 6 puntos conseguidos, mientras que los de Victoria caen a la decimotercera plaza, con 4 unidades registradas.

En los primeros minutos del partido Boca fue protagonista, dominó la posesión de la pelota y por ello a tan sólo 10 minutos del pitazo inicial, Darío Benedetto recibió un preciso de Sebastián Villa, le ganó en las alturas al lateral izquierdo del Matador y con un gran cabezazo dibujó el primero de los locales en el marcador. A partir del tanto, los de Victoria fueron a buscar la igualdad y si bien Pol Fernández tuvo el segundo grito del Xeneize y el palo se lo negó, al minuto 33 Cristian Zabala logró estampar la igualdad: el Matador ejecutó un lateral de forma veloz, el volante fue el receptor, decidió disparar a los tres palos, su remate se desvió en Nicolás Figal y superó a Agustín Rossi que nada pudo hacer.

Ya en el complemento y en una ráfaga, los de Brandsen 805 se adelantaron en el marcador y estiraron la diferencia. Al minuto ocho, Aaron Molinas desbordó, arrojó un centro rasante para la aparición de Exequiel Zeballos en soledad por el otro lado y el extremo controló y de zurda infló la red. Luego, tres minutos más tarde, Frank Fabra puso el tercero cuando quiso tirar un centro y un defensor del Matador la mando a guardar en su intento por despejarla.

No obstante, los de Diego Martínez no se iban a dar por muertos. Al minuto 20 de la segunda mitad y tras dos cabezazos, Mateo Retegui concretó el tercer testazo y descontó. Sin embargo, Boca sacó a relucir una vez más toda la jerarquía que existe en sus jugadores. A los 28 minutos, el Changuito Zeballos fue habilitado por Pol Fernández y con muchos metros por recorrer el santiaguino no perdonó. Posteriormente, a los 31, Benedetto aprovechó un blooper de la última línea de del Matador en salida y puso el quinto. De todas formas, el partido tenía más emociones por ofrecer. Al minuto 41, y a instancias del VAR, Jorge Baliño marcó la pena máxima para los de Victoria, Mateo Retegui se hizo cargo y no perdonó.

Más noticias de hoy