×

Operaron con éxito a Exequiel Zeballos que reaparecerá en Boca en el 2023

El “Changuito” fue fotografiado recostado en la cama del Sanatorio de la Trinidad, de San Isidro, y tendrá para tres o cuatro meses de recuperación de la seria lesión que sufrió en el tobillo derecho.

- 22:51 Mundo Boca

El delantero de Boca Juniors, el santiagueño Exequiel Zeballos, fue operado exitosamente anoche en la articulación de la tibia y el peroné de la pierna derecha, confirmó el Departamento Médico del club, luego de la lesión sufrida anteanoche en Salta ante Agropecuario, de Carlos Casares, que el “Xeneize” ganó 1 a 0 por octavos de final de la Copa Argentina.

El futbolista “sufrió una lesión de la sindesmosis tibioperonea distal con lesión del ligamento deltoideo y avulsión del maléolo posterior del tobillo derecho”, indicó el informe médico con lenguaje técnico.

La lesión afectó el tejido fibroso que une la tibia con el peroné y también provocó el desprendimiento de una pequeña parte ósea conectada al ligamento lastimado.

El delantero fue operado en el Sanatorio de la Trinidad, de San Isidro, por el médico Jorge Batista, subdirector del Departamento Médico boquense.


Comunicado

“Exequiel Zeballos fue operado exitosamente. Estamos siempre con vos, Changuito querido”, publicó anoche Boca en su cuenta oficial de Twitter, con una foto del joven delantero de 20 años recostado en una cama del mencionado sanatorio levantando el pulgar derecho a modo de aprobación. El período de inactividad, en principio, demandará entre 3 y 4 meses, lo que lo deja fuera de toda ompetencia por el resto del año, según fuentes consultadas por Télam. Pasará 45 días sin poder pisar, aunque los médicos confían en una pronta rehabilitación por tratarse de un futbolista joven. Zeballos, nacido en la ciudad santiagueña de La Banda, fue víctima de una descalificadora patada del defensor de Agropecuario Milton Leyendeker a los 8 minutos del primer tiempo. El jugador se retiró de la cancha con la imposibilidad de pisar y ayer, una vez regresado a Buenos Aires, se sometió a estudios que confirmaron el diagnóstico. El “Changuito” es una de las promesas más importantes de las divisiones inferiores de Boca y había sido carta importante en el ciclo de Sebastián Battaglia como entrenador.

El pasado lunes había prorrogado su vínculo con el club por dos años más, hasta el 31 de diciembre del 2026, y se le había aumentado su sueldo y el valor de su cláusula de salida.

“No fue mi intención lesionar a Zeballos. Le pido disculpas públicas y espero que no tenga nada grave”, dijo anteanoche el zaguero de Agropecuario, quien ayer se comunicó con el jugador lastimado. “Siempre juego al límite, pero ésta es mi primera expulsión. No quise agredirlo sino que fui a quitar el balón y el justo tocó la pelota y le pegué en la rodilla. Yo fui a la pelota, porque si hubiese querido agredirlo habría ido con la plancha”, argumentó el zaguero, de 24 años, que está a préstamo de Newell’s.


Sanciones

En cuanto a la tarjeta amarilla que le sacó el árbitro, Maximiliano Ramírez, antes de ratificarse con la roja sin que mediara el VAR, tecnología ausente en la Copa Argentina, el jugador de Agropecuario consideró inicialmente que “con la amonestación estaba bien.

Luego, cuando me expulsó, le pregunté por qué lo hacía, pero al ver más tarde las imágenes en el vestuario, creo que fue lo más justo”. También reconoció que recibió muchos mensajes agresivos a través de las redes sociales. “Sí, me dijeron muchas cosas, pero mi familia sabe qué tipo de persona soy y que no tuve mala leche”, explicó Leyendeker.

Más noticias de hoy