×

¿Por qué no hay que masticar hielo? El consejo que se volvió viral

El video de TikTok, posteado por un odontólogo, causó furor y tiene más de 24 millones de reproducciones.

- 18:34 Mundo Web

Si eres de los que tienen la costumbre de masticar el hielo una vez se acaban un refresco, es un hábito al que deberás renunciar bajo cualquier circunstancia. Así lo reafirma un odontólogo, quien con un video publicado en Tik Tok, dio a conocer las razones y se volvió viral.

De esa forma, el usuario @the.teeth.doc se convirtió en una estrella en la red social y uno de sus videos se volvió viral en los últimos días, en el que alertó por una práctica muy habitual que puede dañar la dentadura: masticar hielo.

Según explicó, esa acción pica y daña el esmalte de los dientes y pueden provocar hasta la fractura de un de esas piezas, y en consecuencia un costoso tratamiento de reparación.

“¡No mastiquen hielo, muchachos! Son ‘sustancias que anhelan y mastican que no tienen ningún valor nutricional, como hielo, arcilla, tierra y papel’. Masticarlo rompe los dientes y puede ser un síntoma de un problema mayor, como la anemia”, indicó el profesional.

Con 386 mil ‘Me gusta’ y más de 24 millones de reproducciones, el vídeo se llenó de diversos comentarios sobre el caso.

“Así es como me rompí un diente cuando era más joven y ahora estoy esperando a que se me caiga porque se me cayó la otra mitad”, fue uno de los comentarios destacados de uno de los seguidores.

Otros, más escépticos, descartaron por completo la afirmación y hasta dedujeron que esa persona perdió su diente por una caries que se originó en la zona: “Eso no es una cavidad afectada por el hielo, se puede ver por la enorme abolladura negra. No soy dentista, pero lo puedo observar”.

¿Qué pasa si masticás hielo?

Matthew Cooke, profesor de la Universidad de Pittsburgh, recomendó frenar la acción cuanto antes por su peligrosidad.

“Si un diente llega a romperse o fracturarse al masticar hielo, es posible que se forme ‘una caries, un agujero, en ese diente’. La razón: los ácidos producidos por bacterias pueden penetrar la capa más blanda del diente, la dentina, mucho más fácilmente y causar caries. Y si ya tienes tapaduras o usas aparatos, masticar hielo te hace más vulnerable al daño dental”, explicaron.

Cooke también ofrece en el artículo algunas formas para dejar de lado el hábito. La ideal es simplemente dejar de “consumir” hielo. “Si no está en tu vaso, no hay tentación”, dijo. Por ejemplo, derretir los cubitos en la boca, “en lugar de triturarlos, intente mantenerlos en la boca y dejar que se derrita. De esta forma no se dañarán los dientes ni encías”.

Asimismo, el sitio News Medical Today analizó la situación descripta y evaluó las causas y consecuencias del mismo: “Los que mastican hielo continuamente pueden necesitar tratamiento dental para las caries, incluido el reemplazo de los empastes perdidos”.

De acuerdo a las estadísticas, “en un informe de caso, los médicos relataron que alguien que masticó 30 cubitos de hielo o más cada día durante más de 20 años, usando los dientes del lado izquierdo, experimentó cambios en la mandíbula y caries en ese lado solamente”

Más noticias de hoy