×

El ejercicio después de una cirugía o lesión ocular

Por el Dr. Ricardo Passone. Oftalmólogo.

- 21:52 Opinión

Es común preguntarse cómo afectará la cirugía ocular o una afección ocular a la reanudación de su rutina de ejercicios. Si bien es importante mantenerse activo, un poco de ejercicio puede hacer más daño que bien.

Aquí hay pautas generales que pueden ayudarlo, pero desde la Sociedad de Oftalmología de Santiago del Estero el consejo es: ‘Pregúntele siempre a su oftalmólogo antes de reanudar cualquier forma de ejercicio”.

Cataratas y ejercicio

¿Es seguro hacer ejercicio con cataratas?

El ejercicio no empeorará una catarata (lente natural turbio dentro del ojo). Pero una catarata que limita su visión puede dificultar el ejercicio o la práctica de deportes de forma segura. Si su catarata no afecta su visión, puede continuar con sus actividades físicas normales.

Reanudar una rutina de ejercicios después de una cirugía de cataratas

La cirugía de cataratas elimina el cristalino opaco que limita su visión. Después de la cirugía, existen algunas restricciones de actividad que ayudan a garantizar una recuperación sin problemas, que incluyen:

No nadar. El agua puede causar infecciones o irritar los ojos. Dependiendo de su cirugía, la natación (en cualquier tipo de agua) puede estar restringida hasta por 4 semanas para proteger el ojo. Ningún ejercicio extenuante. Los picos grandes en su frecuencia cardíaca pueden aumentar la presión ocular, lo que puede perturbar la cicatrización del ojo.

Evite levantar pesas u otros objetos pesados.

No ponga la cabeza debajo de la cintura, como en las posiciones de yoga, por ejemplo.

Es posible que se permitan ejercicios aeróbicos ligeros, como caminar, poco después de la cirugía, asegúrese de usar lentes de sol envolventes ya que su ojo será especialmente sensible a la luz, ellos también evitan que el polvo y otros rritantes entren en los ojos.

Será su cirujano quien puede decirle cuándo puede reanudar el ejercicio de manera más vigorosa.

Lesiones oculares y ejercicio

Hable con su oftalmólogo antes de reanudar cualquier ejercicio después de una lesión en el ojo, con lesiones como laceración corneal, úlcera corneal o ruptura del globo ocular, el ojo es más vulnerable a más lesiones e infecciones.

Mientras se recupera:

Evite cualquier ejercicio, especialmente los deportes de contacto, para que el ojo sane.

Nadar no es seguro. Con una abertura en la córnea, un microbio peligroso llamado Acanthamoeba puede entrar en su ojo.

Glaucoma y ejercicio

Restricciones de ejercicio para personas con glaucoma.

El ejercicio regular de nivel moderado es saludable y seguro con glaucoma, pero el ejercicio extremo (empujar y esforzar demasiado el cuerpo) puede aumentar la presión dentro del ojo (esta presión se conoce como PIO o presión intraocular). La PIO alta puede provocar daños en el nervio óptico y pérdida de la visión.

Para quienes practican yoga, se recomienda evitar posturas prolongadas con la cabeza hacia abajo como: perro boca abajo; doblar hacia adelante; si eres fanático de los ejercicios de levantamiento de pesas y para los ejercicios de abdominales, vigila tu respiración. Contener la respiración puede aumentar la presión ocular y causar otros problemas de salud.

Nunca contenga la respiración mientras levanta pesas a menos que se lo indique un entrenador calificado.

Volver a la actividad física después de la cirugía de glaucoma

Las restricciones varían según el tipo de procedimiento de glaucoma:

Cirugía con láser: por lo general, no hay restricciones, pero siempre consulte con su cirujano.

Dispositivo de drenaje de trabeculectomía y glaucoma (cirugía de implante de tubo): no debe nadar ni que le entre agua directamente en los ojos. Evite levantar objetos, agacharse o esforzarse hasta que su médico lo autorice. Se puede permitir el ejercicio ligero como caminar o en cinta.

Cirugía Lasik y ejercicio

Las pautas de actividad segura después de la cirugía refractiva incluyen:

No nade y no exponga su ojo al agua por un mínimo de 2 semanas hasta que su ojo sane.

No haga ejercicio extenuante ni deportes de contacto hasta por 1 mes.

Cuando esté al aire libre, use lentes de sol, incluso en días nublados, para proteger sus ojos en proceso de curación de los rayos ultravioleta y la suciedad.

Condiciones de la retina y ejercicio

¿Puedo practicar deportes con una afección de la retina?

La retina es el tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo. Para aquellos con afecciones de la retina como degeneración, miopía alta o desprendimiento de vítreo posterior, existe un mayor riesgo de desprendimiento de retina. Los deportes que incluyen golpes en la cabeza y la posibilidad de lesiones por latigazo cervical o traumatismo ocular aumentan el riesgo aún más.

Si bien la mayoría del ejercicio es seguro, cuando la fuerza de la retina es incierta, lo más seguro es evitar boxeo, kickboxing y otros deportes de combate, salto de altura; ciclismo de montaña y paracaidismo.

Si está autorizado para practicar deportes como baloncesto o pádel, use siempre gafas protectoras para evitar lesiones en los ojos.

En general, se recomienda el ejercicio en personas con enfermedades de la retina. Beneficia su salud en general e incluso puede mejorar la salud de sus ojos. Con la degeneración macular relacionada con la edad y la retinopatía diabética asociada con la presión arterial alta y el colesterol alto, reducir estos importantes indicadores de salud con ejercicio regular también puede limitar la progresión de la enfermedad ocular.

Si ve nuevos flotadores, destellos de luz u otros cambios en la visión, consulte a su oftalmólogo lo antes posible.

Reanudación de la actividad física después de la cirugía de retina

Los especialistas en retina siguen las pautas generales para un regreso seguro al ejercicio, pero estas pautas no se aplicarán a todas las personas.

Pregúntele a su cirujano, para su mayor tranquilidad cuándo puede volver a su rutina normal.

No haga ejercicio vigoroso (duro o desafiante) durante 1 a 2 semanas después de la mayoría de las cirugías de retina. El ejercicio ligero, como caminar, puede ser seguro.

No nadar (o exponer directamente los ojos al agua) durante 1 a 2 semanas después de la mayoría de las cirugías de retina. La natación también está restringida inmediatamente después de las inyecciones oculares, como Avastin o Eylea para AMD.

No volar, grandes altitudes (montañas) y buceo después de una cirugía de retina con una burbuja de gas. Éstas y todas las demás actividades físicas están restringidas hasta que desaparezca la burbuja de gas. Su médico le indicará cuándo podría suceder esto.


Más noticias de hoy