×

Beber vino ¿trae beneficios para la salud ocular?

- 22:27 Opinión

Por el Dr. Ricardo Passone

oftalmólogo

S eguro que más de una vez escuchó decir que una copa de vino al día es buena para la salud. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en esta afirmación? En este artículo, vamos a analizar este hábito para conocer si realmente se recomienda consumirlo.

Hay muchas teorías sobre lo saludable que puede llegar a ser tomar una copa de vino al día. De hecho, incluso nuestra famosa dieta mediterránea también incluye un vaso de vino tinto diariamente para conseguir fortalecer nuestro sistema cardiovascular. Pero, ¿es esto realmente saludable?

La teoría que, hasta entonces, defendía esta práctica apuntaba que el vino tinto es una gran fuente de antioxidantes. Sin embargo, no debemos obviar el hecho de que, esta bebida, contiene alcohol y, por tanto, también produce efectos nocivos para el organismo.

¿Cómo afecta el alcohol en el cuerpo?

Para poder saber si el vino es saludable, es importante que entendamos cómo actúa el alcohol en nuestro organismo. Tenemos que tener en cuenta que el alcohol puede producir toxicidad en el hígado, así como aumentar el riesgo a padecer algún tipo de cáncer. El motivo es que, consumido en exceso, el vino deteriora el funcionamiento de algunos órganos.

El caso del vino tinto

Sin embargo, el caso del vino tinto es un tanto peculiar. El motivo es que, como ya sabemos, es una bebida que tiene alcohol, pero, además de ello, también nos ofrece una rica fuente de polifenoles. Estas sustancias son beneficiosas para nuestro organismo, ya que actúan evitando el envejecimiento prematuro de nuestras células.

El vino tinto y la salud ocular

Una copa de vino al día puede mantener alejado al médico, según un nuevo estudio de Moorfields Eye Hospital NHS Foundation Trust y University College London.

El estudio se publicó en Ophthalmology, una prestigiosa revista de medicina ocular y mostró que las personas que bebían cantidades bajas a moderadas de alcohol tenían menos probabilidades de necesitar cirugía de cataratas.

Basándose en datos de 490.000 voluntarios, la investigación sugirió que los bebedores de vino de bajo a moderado en particular eran los menos propensos a desarrollar cataratas en comparación con los no bebedores y bebedores de otros tipos de alcohol. Este estudio es el más grande de su tipo hasta la fecha.

¿Qué son las cataratas?

Una catarata es cuando el cristalino natural de su ojo se vuelve turbio. Las proteínas en su lente se descomponen y hacen que las cosas se vean borrosas, confusas o menos coloridas. El tratamiento incluye cirugía, en la que se extrae la catarata y se reemplaza con un lente artificial transparente.

¿Qué se considera beber con moderación?

La moderación fue un punto clave de esta investigación. Las personas que bebían más de la cantidad sugerida a diario tenían alrededor de un 6 por ciento más de riesgo de cirugía de cataratas en comparación con las personas que bebían cantidades bajas a moderadas de alcohol. El consumo moderado se definió como alrededor de 6,5 vasos de vino a la semana.

¿El vino es bueno para la salud ocular?

Estudios anteriores también han sugerido que el vino tinto y las dietas ricas en antioxidantes pueden prevenir el desarrollo de cataratas.

El desarrollo de cataratas puede deberse al daño gradual del estrés oxidativo durante el envejecimiento, es la explicación de los científicos.

El hecho de que los hallazgos fueran particularmente evidentes en los bebedores de vino puede sugerir un papel protector de los antioxidantes polifenólicos, que son especialmente abundantes en el vino tinto.

Sin embargo, los investigadores recuerdan al público que beber alcohol con regularidad también está relacionado con muchas afecciones crónicas graves, como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer, y que este estudio no sugiere un consumo excesivo de alcohol ni cambios drásticos en el estilo de vida.

Podría ser que los bebedores de alcohol tengan otros comportamientos que protegen contra las cataratas y son esos factores los que impulsaron los resultados de nuestro estudio en lugar del alcohol en sí.

Se intenta controlar esos factores, pero nunca es posible explicar por completo en este tipo de estudios, sin embargo, ciertamente no se observa un efecto dañino sobre las cataratas dentro de los niveles de alcohol de las pautas consumo.

Aunque se necesitan más investigaciones sobre los beneficios para la salud, este estudio ofrece a la industria una comprensión más sólida del desarrollo y la prevención de las cataratas. l

 

 

Motivos saludables

para beber vino

(con moderación)

 

El vino, especialmente el vino tinto, ha sido ampliamente estudiado durante muchos años con resultados muy positivos acerca de que consumirlo con mesura puede proteger contra ciertos tipos de cáncer, mejorar la salud mental y proporcionar beneficios para el corazón, entre otras cosas.

Fortalece los huesos. Un estudio de la Universidad de Tufts en Boston (EE.UU.) con más de 2.400 participantes, demostró que las mujeres que beben vino tienen menos posibilidades de perder masa ósea que las mujeres que no beben, debido al efecto positivo sobre la densidad mineral ósea, tanto en el caso del vino como de la cerveza.

Reduce el riesgo cardíaco. Un estudio de la Universidad de Harvard (EE.UU.) determinó con claridad que aquellas personas que consumen vino en dosis moderadas tienen un 30% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco.

Antibacteriano. Tanto el vino tinto como el vino blanco tienen propiedades antibacterianas. Así lo demostró el estudio llevado a cabo por el experto Martin E. Weisse de la West Virginia University (EE.UU.), que muestra que el vino tiene la capacidad de reducir las bacterias de los alimentos, protegiendo así al cuerpo humano.

Previene la ceguera. El vino tinto puede detener el crecimiento de los vasos sanguíneos fuera de control en el ojo (angiogénesis) que causa la ceguera, según un estudio de un equipo de investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis (EE.UU.) y publicado en la revista American Journal of Pathology. De nuevo es el resveratrol, el compuesto que puede encontrarse en el vino, el que protege la visión.

Disminuye el colesterol. Diversos estudios han demostrado que una copa de vino tinto al día (que no el blanco cuya eficacia es menor), disminuye la concentración de placas aterogénicas en las arterias y aumenta los niveles de HDL o colesterol bueno. Disminuye las posibilidades de cáncer de colon. Científicos explicaron en la 2ª Conferencia Científica Internacional sobre el resveratrol y la salud que, el consumo moderado de vino tinto de forma regular puede reducir la tasa de tumores intestinales en un 50%.

Ayuda a prevenir la demencia. Un equipo de científicos encontró que el consumo moderado de vino tinto puede reducir el riesgo de desarrollar demencia. l


Más noticias de hoy