×

Neuralgia del trigémino

- 23:41 Opinión

Por el Dr. Gustavo Sabalza

La neuralgia del trigémino es un dolor facial neuropático debilitante, condición que afecta las necesidades y actividades psicológicas, físicas y sociales básicas del ser humano, con un aumento de la ansiedad, depresión y trastornos del sueño destacando el efecto de la condición sobre su salud mental.

El dolor paroxístico o ataque agudo de la neuralgia del trigémino es unilateral de corta duración de segundos hasta 1-3 minutos y se describe comúnmente como una puñalada, un disparo, similar a una descarga eléctrica o un picahielos dentro de la distribución de la rama comprometida desencadenado por estímulos inocuos, como tocarse la cara, cepillarse los dientes, hablar, alimentarse.

Puede haber otra forma de presentación en una importante cantidad de pacientes coincidente con la misma zona que el dolor paroxístico. Este dolor es sordo, palpitante de menor intensidad que el dolor agudo, y puede durar desde horas a días.

El número de episodios agudos es muy variable incluso en el mismo paciente y su frecuencia varía desde unos pocos hasta innumerables ataques por día. A menudo hay un período refractario en el que el dolor no se puede evocar y desaparece durante meses y años.

La neuralgia del trigémino afecta mujeres (60%) más que hombres (40%). La edad media de inicio es de 53 a 57 años y estudios de neuralgia del trigémino sugiere que las alteraciones genéticas contribuyen a la fisiopatología de la enfermedad.

A las neuralgias del trigémino se la puede clasificar en primarias o idiopática que son las clásicas sin ninguna causa aparente y las secundarias a otras patologías características, como tumores en el Ángulo ponto cerebeloso, esclerosis múltiple o causas vasculares y se denomina neuralgia trigeminales secundarias. la resonancia magnética, es esencial para la subclasificación etiológica de esta patología.

El diagnóstico de la neuralgia del trigémino es clínico y los criterios se basan en la historia del paciente, una anamnesis detallada, seguida de un examen físicominucioso, para evitar diagnósticos erróneos. Algunos hallazgos neurológicos anormales deben impulsar más investigaciones porque suscita sospechar de una causa secundaria de su patología.

Con respecto al tratamiento médico la primera línea de elección son los antiepilépticos como la carbamazepina y oxacarbamazepina si esta ultimas son mal toleradas o ineficaces se podría rotar o asociar a pregabalina, gabapentina, lamotrigina, tramadol, amitriptilina, toxina botulínica, baclofeno o fenitoína tipo A.

Tratamientos quirúrgicos se encuentran en la segunda línea que incluyen la descompresión microvascular, rizotomía, terapia de radiofrecuencia, rizólisis de glicerol, compresión con balón y la cirugía con bisturí de rayos gamma, están reservados para pacientes resistentes o intolerantes a la terapia farmacológica. Sin embargo, estos métodos de tratamiento tienen ventajas y desventajas y todavía no existe un tratamiento quirúrgico ideal.

La radiofrecuencia continua (CRF) es un método percutáneo de neuro modulación mínimamente invasivo que elimina la necesidad de anestesia general, ambulatorio que no requiere hospitalización y tienen una mejoría significativa en su calidad de vida los resultados mostraron que la efectividad de este último fue del 85% en el seguimiento de un año.


Más noticias de hoy