×

¿Por qué pican los ojos en primavera?

Por el Dr. Ricardo Passone.

- 23:05 Opinión

En esta época del año, es frecuente que los ojos estén rojos, piquen e incomoden a una de cada cuatro personas. Quienes acuden al oftalmólogo suelen manifestar irritación, estar más sensibles a la luz, que no pueden dejar de lagrimear o que sienten una especie de arenilla debajo de los párpados. Si se está frente a estos síntomas, es probable que se padezca una conjuntivitis alérgica.

¿Por qué se producen alergias?

En ocasiones, nuestro sistema inmunológico genera una respuesta exagerada y específica ante una sustancia normalmente inofensiva que reconoce como extraña, es decir, los alérgenos. Estos al entrar en contacto con los ojos, provocan que unas células llamadas mastocitos generen una sustancia llamada histamina para combatir el alérgeno. Ese proceso es el que provoca los molestos síntomas.

La alergia ocular o conjuntivitis alérgica, es una condición común que puede ser aguda, crónica o estacional.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

El síntoma más común es la picazón de los ojos, pudiendo acompañarse de irritación y enrojecimiento ocular, lagrimeo y sensibilidad a la luz. En algunas ocasiones, se asocia a alergia nasal con congestión, picazón nasal y estornudos. A diferencia de otras conjuntivitis infecciosas la conjuntivitis alérgica no se transmite a otras personas.

¿Y por qué se hace más molesto en primavera?

Aunque las alergias pueden presentarse durante todo el año, la conjuntivitis alérgica es más frecuente en primavera. La llegada de esta estación trae consigo la polinización de las plantas y árboles, desencadenando en forma aguda y temporal las alergias. Sin embargo, aparte de los pólenes existen otros alérgenos o irritantes ambientales que pueden provocar las alergias como los ácaros, la caspa de animales, el polvo, el humo, los perfumes, los cosméticos o ciertos medicamentos, a los cuales se puede estar expuesto todo el año.

¿Por qué algunas personas son más propensas a sufrir alergias que otras?

Se ha determinado que existe una predisposición genética, por lo que puede haber antecedentes de algún familiar con alergia. Es importante determinar el tipo de alergia ocular e identificar el alérgeno responsable para enfrentarla con mayor precisión y efectividad.

¿Qué pueden hacer las personas para reducir las molestias?

Es esencial identificar los motivos de los molestos síntomas y luego la clave es limitar la exposición a los alérgenos. Por ejemplo, si el polen del naranjo es el factor desencadenante de la alergia podría estar indicado el tratamiento solamente durante el período de polinización y adicionalmente algunas medidas generales para minimizar la exposición. Por ejemplo, mantener cerradas las ventanas de los hogares y del auto y evitar la exposición al aire libre en las horas de máxima concentración del polen (a media mañana y comenzando la tarde). También se recomienda utilizar lentes para disminuir el contacto directo.

Ahora si el motivo de los síntomas no es la primavera, es necesario reducir la exposición a ácaros lavando a menudo objetos que acumulen polvo como almohadas, alfombras o eliminar los peluches y ventilar los hogares.

¿Qué tratamientos farmacológicos pueden ser necesarios?

Luego de un examen ocular realizado por un especialista y dependiendo de los resultados podrían indicarse gotas. En primer lugar, están las lágrimas artificiales que diluyen los alérgenos y pueden aliviar temporalmente la resequedad e irritación ocular y gotas con antihistamínicos que alivian la picazón y estabilizan los mastocitos. En caso de no ser efectivos existen otros tratamientos adicionales como los corticoides e inmunosupresores tópicos que requerirán una mayor supervisión médica para evitar posibles efectos adversos. Ante la menor duda, siempre es lo mejor acudir a un especialista oftalmólogo para que indique y decida el tratamiento más adecuado para aliviar las molestias.


Más noticias de hoy