×

El sueño del Papa Francisco: “El Pacto Educativo Global”

Por el Pbro. Mario Ramón Tenti.

- 13:10 Opinión

Desde el comienzo mismo de su pontificado, en diversas situaciones y circunstancias, el Papa Francisco ha expresado su preocupación por el tema educativo. Ya sea refiriéndose a la escuela como a la educación en un sentido más amplio y profundo. “Hoy está en crisis, está roto lo que he llamado el “pacto educativo”; el pacto educativo que se da entre la familia, la escuela, la patria y el mundo, la cultura y las culturas. Está roto, y muy roto; y no se puede pegar o recomponer. No se puede zurcir, sino a través de un renovado esfuerzo de generosidad y acuerdo universal”: (Discurso a los participantes en el seminario sobre educación: “El Pacto Mundial”. 7 de febrero del 2020).

Hoy estamos llamados, de alguna manera, a renovar y reintegrar el esfuerzo de todos —personas e instituciones— por la educación, para rehacer un nuevo pacto educativo, porque solamente así podrá cambiar la educación. Y, para eso, hay que integrar los saberes, la cultura, el deporte, la ciencia, el esparcimiento y la recreación; para esto, hay que tender puentes de conexión, saltar; me permiten la palabra: saltar el “chiquitaje”, que nos encierra en nuestro pequeño mundo, y salir al mar abierto global respetando todas las tradiciones. Las nuevas generaciones deben comprender con claridad su propia tradición y cultura. (Mismo discurso).

El Papa Francisco cree que es este el momento de dar un salto cualitativo para realizar un Pacto, una alianza educativa, que incluya a todos, que supere las diferencias y dicotomías y apunte a construir una nueva humanidad.

“En la historia hay momentos en los que es necesario tomar decisiones fundamentales, que no sólo dan una impronta a nuestra forma de vida, sino sobre todo una determinada posición ante posibles escenarios futuros. En la actual situación de crisis sanitaria - llena de desánimo y desconcierto -, consideramos que es el momento de firmar un pacto educativo global para y con las generaciones más jóvenes, que involucre en la formación de personas maduras a las familias, comunidades, escuelas y universidades, instituciones, religiones, gobernantes, a toda la humanidad. (Videomensaje en el encuentro Global Compact onEducation, 15/10/20). Hoy es necesario unir esfuerzos para alcanzar una alianza educativa amplia con vistas a formar personas maduras, capaces de reconstruir, reconstruir el tejido relacional y crear una humanidad más fraterna. (Discurso en el Seminario de Educación: El Pacto Mundial: 07/02/20).

Para alcanzar este objetivo, el Papa Francisco presentó siete compromisos que debe incluir el Pacto Educativo:

1) Poner en el centro de todo proceso educativo formal e informal a la persona, su valor, su dignidad, para hacer sobresalir su propia especificidad, su belleza, su singularidad y, al mismo tiempo, su capacidad de relacionarse con los demás y con la 

realidad que la rodea, rechazando esos estilos de vida que favorecen la difusión de la cultura del descarte.

2) Escuchar la voz de los niños, adolescentes y jóvenes a quienes transmitimos valores y conocimientos, para construir juntos un futuro de justicia y de paz, una vida digna para cada persona.

3) Fomentar la plena participación de las niñas y de las jóvenes en la educación.

4) Tener a la familia como primera e indispensable educadora.

5) Educar y educarnos para acoger, abriéndonos a los más vulnerables y marginados.

6) Comprometernos a estudiar para encontrar otras formas de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso, para que estén verdaderamente al servicio del hombre y de toda la familia humana en la perspectiva de una ecología integral.

7) Salvaguardar y cultivar nuestra casa común, protegiéndola de la explotación de sus recursos, adoptando estilos de vida más sobrios y buscando el aprovechamiento integral de las energías renovables y respetuosas del entorno humano y natural, siguiendo los principios de subsidiariedad y solidaridad y de la economía circular.

No caben dudas, y la hora actual lo amerita, que la adhesión tanto formal como procesal al Pacto Educativo es un desafío de alto impacto para el presente y el futuro de la educación en todas sus formas y de nuestras sociedades en sus múltiples manifestaciones. El presente y las generaciones futuras agradecerán la decisión de acompañar esta alianza por la educación a todos aquellos que de buena voluntad, y venciendo la tentación del aislamiento en su pequeño mundo se abra trascendentalmente a las necesidades de la hora actual.  El Pacto Educativo Global es un llamado que no puede diferirse para mañana. La vida es hoy, la educación no puede esperar.

Más noticias de hoy