×

El placer sexual femenino es un derecho

Por Claudia Trejo Juárez – Médica especialista en Ginecología.

- 21:30 Opinión

En la actualidad se hablan más de los temas que antes eran tabúà. La verdad es que la mujer esta asumiendo un nuevo rol en la sociedad, y su presencia se hace notar. Es así que hoy podemos hablar de sexualidad femenina sin tantos miedos, pero falta aun mucho camino por recorrer.

La Organización Mundial de la Salud puso de manifiesto que el placer sexual es un derecho, de ahí la necesidad e importancia del Día del Orgasmo Femenino, que evidencie esta gran diferencia y reivindique su importancia y la necesidad de remediar la brecha a base de comunicación.

Un estudio publicado en la revista Archives of Sexual Behavior (2018) manifestó que las mujeres con relaciones heterosexuales se quedan a la cola a la hora de lograrlos, consiguiendo el orgasmo en un 65% de las veces, frente a los hombres heterosexuales, que lo logran en un 95% de las ocasiones. Esa diferencia se conoce como brecha orgásmica.

Se sabe que el origen en esta brecha o diferencia entre hombres y mujeres se debe en primer lugar a un déficit en la Educación Sexual Integral, es tan así que la primera causa es el desconocimiento de su propio cuerpo. Muchas mujeres no conocen su vulva.

Y muchas otras por miedo o creencias de la infancia no conocen las partes erógenas de su cuerpo o de su vulva.

Hoy podemos ver comerciales que hablan de la lubricación y de la salud de la vulva a cualquier horario, y éste es un síntoma del cambio de paradigma en el tema.

En mi opinión, se trata no solo de saber lo que quieres y saber comunicarlo. Se trata en gran medida de darle al orgasmo su papel protagonista en la satisfacción sexual. Y no solo obsesionarnos con tenerlo o no.

Otro asunto que influye enormemente en la falta de orgasmos en las mujeres es el modelo coitocéntrico de las relaciones sexuales.

Es decir, que se vea la penetración como la práctica más importante y como el fin de toda relación sexual.

La mayoría de hombres sí tienen orgasmos mediante la penetración, mientras que la mayoría de las mujeres (según algunos estudios, hasta el 80%) no tienen orgasmos solo mediante la estimulación vaginal. Para la mayoría de las mujeres, la principal fuente de orgasmos es la estimulación del clítoris de forma externa.

Con lo que si se enfocan las relaciones sexuales principalmente a la penetración, es menos probable que haya un orgasmo para ellas.

Es muy importante saber que la relación no termina cunado el hombre termina, puede seguir estimulando a la mujer con la fricción aun después de acabar, y esto generara sin duda un orgasmo sanador, ya que muchos hombres se sienten culpables si terminan antes que la mujer.

Para concluir, si bien es cierto que el orgasmo no tiene por qué ser la parte más importante o el fin de las relaciones sexuales, puede haber relaciones sexuales que se disfruten muchísimo sin necesidad de un orgasmo.

Pero si por costumbre las mujeres tienen muchos menos orgasmos que los hombres de forma sistemática, y esto nos muestra relaciones sexuales desiguales.

Por ello, es importante trabajar en el autoconocimiento, para saber qué cosas nos dan placer y darnos permiso para expresar qué cosas nos gustan, qué tipo de estimulación necesitamos para tener orgasmos; priorizar también el placer propio, además del de la otra persona; y normalizar y facilitar la comunicación con nuestras parejas sexuales, pedir y consensuar las prácticas que más nos gusten.

Más noticias de hoy