×

¿Dolor de cabeza y salud ocular, tienen alguna relación?

- 08:36 Opinión

Por el Dr. Ricardo Passone. Sociedad de Oftalmología Santiago del Estero.


La mayoría de la población ha padecido dolor de cabeza alguna vez en su vida.

Tanto es así que en muchas ocasiones lo achacamos al estrés diario y lo aceptamos erróneamente como algo normal.

Sin embargo, tras un dolor de cabeza hay siempre una causa y, en ocasiones, puede estar vinculada con nuestra salud ocular.

“Doctor, me duele la cabeza, ¿tiene que ver con los ojos?” es una de las preguntas que escuchamos con frecuencia en nuestras consultas. Aunque todo depende de cada caso, desde la Sociedad de Oftalmología de Santiago del Estero les vamos a comentar cómo pueden estar relacionados los dolores de cabeza y ojos.


Causas oculares del dolor de cabeza

El dolor de cabeza puede ser síntoma de un problema de visión al que se le debe prestar atención.

A continuación, explicamos los más frecuentes: Problemas de refracción no tratados: cuando padecemos miopía, hipermetropía y astigmatismo y no lo corregimos, nuestros ojos están realizando un sobreesfuerzo constante de enfoque.

Esto puede provocarnos dolor de cabeza y suele ir acompañado de otros síntomas como escozor en los ojos, visión borrosa (especialmente cuando hay poca luz), fotofobia o anillos alrededor de focos de luz.

Presbicia o vista cansada, en sus comienzos: es un problema ocular que surge con la edad y es posible que en las primeras fases el paciente no se dé cuenta de que empieza a ver peor.

Uno de los síntomas que nos puede advertir sobre el problema, especialmente si pasamos de 50 años de edad, es que esa falta de visión (de cerca) viene acompañada de dolores de cabeza.

Vergencias oculares: se produce cuando los ojos no mantienen la capacidad de fijar un punto fijo en el espacio y lograr una visión binocular simple en donde ambos ojos mantengan la alineación correcta.

Glaucoma agudo: es uno de los casos más graves que también está relacionado con los dolores de cabeza. Suele ser poco frecuente, pero debe tratarse de forma inmediata. Para detectar sus síntomas, por lo general, el dolor es muy intenso, se inicia en el ojo y se va extendiendo al resto de la cabeza.

Además, estos dolores pueden ir acompañados de alteraciones de la vista, con visión borrosa y percepción de halos alrededor de fuentes de luz, enrojecimiento de los ojos, cambios en la coloración del iris, dilatación de la pupila o náuseas y vómitos.


Otros problemas con dolores de cabeza y ojos

También hay otras patologías que, aunque no están directamente relacionadas con la salud ocular, también pueden afectar a nuestra cabeza y ojos. Es el caso de la sinusitis. Esta infección de los senos paranasales puede provocar intensos dolores de la zona del lagrimal y extenderse al resto del ojo y la cabeza en general.

Además, suele ir acompañada de congestión nasal. Las cefaleas provocadas por tensión o contractura muscular también pueden producir molestias en los ojos y en las sienes. Al igual que las migrañas que, en su caso, provocan dolor en un lado de la cabeza y en un lateral del ojo.

Esto está causado por la dilatación de las paredes de los vasos sanguíneas de la cabeza y su dolor es intermitente. A algunos pacientes también les producen náuseas y vómitos. En cualquier caso, es importante no banalizar los dolores de cabeza y acudir a un especialista cuando nos ocurran de manera continuada. Suelen avisar de que algo no va bien en nuestro cuerpo.


Tengo el ojo rojo y dolor de cabeza: ¿Qué significa?

Cuando una persona tiene los ojos rojos y va acompañado de un dolor de cabeza, suele ser causa de una jaqueca o migraña. No obstante, podría ser también el resultado de una hipertensión arterial que, de no tratarse, puede dar como resultado una hemorragia subconjuntival.

Cuando esto sucede, como consecuencia de la presión arterial, los vasos sanguíneos pequeños del ojo se rompen, creando un color rojizo en el ojo que paulatinamente va desapareciendo después de ocho o diez días. Será un especialista quien determine el origen del problema y establezca cuál sería el tratamiento adecuado con la finalidad de evitar el malestar del paciente.


¿Son migrañas o algo más?

En primer lugar, es importante determinar y examinar en qué casos sucede, con qué frecuencia y qué tipología de molestias experimenta.

El médico examinará los ojos del paciente y llevará a cabo un examen físico que permita esclarecer los motivos de ese dolor. Son varios los motivos por los que la luz puede generar molestias en los ojos.

En términos generales, la fotofobia es un malestar provocado por una estimulación lumínica, ya sea natural o artificial, que genera sensibilidad en el individuo, pudiendo generar síntomas de diversa índole.

Las causas pueden ser diversas; desde las propias características del ojo, por haber sufrido un traumatismo en la zona de la córnea, sufrir de ojo seco o alteraciones de la superficie ocular, por problemas de carácter neurológico, por otras patologías oculares, o por haber sufrido alguna cirugía refractiva previa.

Además, determinados fármacos y drogas pueden producir sensibilidad a la luz como resultado de sus efectos secundarios. Como las causas pueden ser muy variadas, lo ideal es acudir al oftalmólogo, ya que existen muchas enfermedades oculares cuyos síntomas pueden manifestarse con problemas en los ojos y dolor de cabeza. Las migrañas se manifiestan con dolores de cabeza, los cuales suelen aparecer únicamente en un sector de la cabeza.

Tienen características pulsantes o vibrantes y tienden a venir acompañadas de otras alteraciones como mareos, vómitos, náuseas y sensibilidad lumínica y sonora. En términos generales, es más frecuente en mujeres que en hombres y los antecedentes familiares juegan un rol importante a la hora de padecerlas, ya que se ha demostrado su relación directa. Como se mencionaba al inicio, para determinar la causa del dolor es importante acudir al médico para que establezca un diagnóstico adecuado.

Más noticias de hoy