×

¿Somos una pelota? La relación entre el fútbol y la política es más estrecha de lo que imaginamos

Da la impresión de que, en la Argentina, la política, la preocupación por la inflación, por el dólar se detiene, se pone entre paréntesis mientras estamos mirando los resultados en Qatar.

- 14:33 Opinión

¿Somos una pelota? En 1990, Antonio Cafiero, que era gobernador, se jugaba la vida en un plebiscito en la provincia de Buenos Aires para ver si le permitían o no reformar la constitución para reelegirse. Cafiero y todo su entorno se convencieron de que en la medida en que a la Argentina le empezara a ir mal en el Mundial, la gente cambiaría de ánimo, se pondría pesimista y votaría por el “no” a su plebiscito. Ganó el “no” finalmente y se le cortó la segunda carrera de gobernador.
En la Universidad de San Andrés, un grupo de sociólogos dirigido por Diego Reinoso realizó una encuesta sobre la relación que puede haber entre el estado de ánimo que genera el Mundial y la política. El 77% de los consultados dijeron que sí influye sobre el ánimo de la vida pública. Es decir, el resultado que vamos viendo en los distintos partidos, la suerte de la Argentina en Doha, va a influir en el clima político.

Por Carlos Pagni

¿Somos una pelota? En 1990, Antonio Cafiero, que era gobernador, se jugaba la vida en un plebiscito en la provincia de Buenos Aires para ver si le permitían o no reformar la constitución para reelegirse. Cafiero y todo su entorno se convencieron de que en la medida en que a la Argentina le empezara a ir mal en el Mundial, la gente cambiaría de ánimo, se pondría pesimista y votaría por el “no” a su plebiscito. Ganó el “no” finalmente y se le cortó la segunda carrera de gobernador.

En la Universidad de San Andrés, un grupo de sociólogos dirigido por Diego Reinoso realizó una encuesta sobre la relación que puede haber entre el estado de ánimo que genera el Mundial y la política. El 77% de los consultados dijeron que sí influye sobre el ánimo de la vida pública. Es decir, el resultado que vamos viendo en los distintos partidos, la suerte de la Argentina en Doha, va a influir en el clima político.

Después, estos politólogos le preguntaron a la gente cuánto podría influir en las elecciones el año que viene. Aproximadamente, el 56% dijo que no influye nada, esto no va a tocar el resultado electoral. En cambio, un 32% dice sí, hay una relación entre el destino de la política el año que viene y cómo nos vaya este año en el Mundial.

Luego, se le preguntó al público “¿es determinante esto en la vida de la gente?” Es muy interesante esta respuesta: el 91% dice sí, que en los demás es determinante. Pero que en su vida solo el 55% dice que sí. Es decir, suponen que en la vida de los demás el resultado del fútbol mueve el amperímetro, pero cuando se les pregunta por la vida propia, solo el 55% dice que le afecta.

Da la impresión de que, en la Argentina, la política, la preocupación por la inflación, por el dólar, por la recesión, el clima de mala onda o desasosiego que hay en la vida pública se detiene, se pone entre paréntesis mientras estamos mirando los resultados en Qatar.

A los qataríes les pasa algo distinto: empezó el Mundial y, sin embargo, el gobierno de Qatar, en esa semana -esto sucedió el lunes-, firmó el acuerdo más importante de venta de gas, posiblemente, de su historia, ¿con quién? con China. Un chorro de gas a China durante 27 años. Es decir, miran los partidos, los tienen ahí, pero siguen haciendo negocios.

Fuente: Todo Noticias

Más noticias de hoy