×

Laura Ribas, experta en desarrollo personal: “Vivimos desconectados de nuestra sabiduría interior”

Por Aldara Martitegui - Periodista de Nius Diario.

- 23:45 Para vivir mejor

Un día cualquiera te levantas por la mañana, miras a tu alrededor y no sabes cómo has llegado a ese lugar… No entiendes por qué no eres feliz. Es entonces cuando surgen las preguntas: ¿en qué momento me desvié del camino?, ¿acaso hubo un camino alguna vez? Tal vez no lo hubo y esa sea precisamente la explicación a tanta insatisfacción… Tal vez, en esas preguntas, descubras que llevas toda tu vida al ‘tran tran’, dejándote arrastrar por la corriente.

No estás solo; no estás sola. Algo parecido a eso le ocurrió a la escritora y experta en desarrollo personal Laura Ribas hace ya algunos años. “¿Qué había hecho yo para contribuir a ese desastre?” se pregunta en las primeras páginas de su libro, La vida que quiero (Conecta 2022).

Por suerte hay personas como Laura Ribas a las que no les importa compartir sus propias “cagadas” en pro de echar una mano a los demás. Lo hace -esta catalizadora del cambio entregada a la realización profesional y a la felicidad de las personas- en un libro que es en realidad una hoja de ruta hacia la felicidad; un manual para no perderse o para corregir el rumbo; una guía para alcanzar objetivos y navegar hacia el destino que elijamos.

Realizarse en la vida es como navegar, explica la autora: pero navegar hacia algún lugar concreto, con intención, no vale ir a la deriva… de la deriva surge la insatisfacción, la falta de sentido. Marcar el rumbo, explica Ribas en su libro, exige conocerse a uno mismo, “escuchar las señales de nuestro ser esencial para tomar las decisiones adecuadas”. Lo más interesante, explica es que ese ser esencial es esa parte de nosotros que sabe el destino y la ruta hacia nuestra mejor vida; el ser esencial es el que marca las coordenadas de la vida que queremos. Lo tenemos bien cerquita, aquí dentro, sin embargo, no nos molestamos en escucharlo…


Pregunta: Estamos demasiado distraídos y desconectados de esa parte de nosotros que es la clave de nuestra felicidad… ¿Crees que tenemos un poco olvidada nuestra parte espiritual?

Respuesta: Esa es una parte más nuestra, sí. Somos muy complejos, somos poliédricos… Pero sí: creo que estamos espiritualmente huérfanos. A raíz del laicismo que hemos estado viviendo, a raíz de la ilustración, la mente racional y el pensamiento científico… Pero seguimos teniendo necesidades espirituales y nos sentimos huérfanos. Creo que existe esa necesidad, esa búsqueda en todos nosotros. Porque llega un momento en que, ante las adversidades y retos de la vida, necesitamos soluciones espirituales, que son las más potentes…


P: ¿Crees que gran parte de nuestro malestar tiene que ver con esa orfandad espiritual y con que estamos más conectados con lo de fuera que con lo de dentro?

R: Creo que estamos muy desconectados de esa parte de nosotros que, después de todo, es la que tiene las respuestas que buscamos fuera de hacia dónde ir, qué decidir, a qué decir sí, a que decir no, pero claro, no estamos entrenados en la escucha. De pequeños estamos muy conectados a eso, pero, conforme vamos haciéndonos mayores, empezamos a poner el foco en lo de fuera. En el libro hago ese trabajo de reconexión con ese ser esencial, además de aportar herramientas para ir sorteando los problemas.


P: En el libro utilizas la metáfora del barco para explicar esta idea de la facilidad con la que perdemos el rumbo de nuestra vida…

R: Es que nosotros también nos desviamos de nuestro rumbo, de nuestra ruta. Entonces un día, no sabes cómo ha sido, pero miras a tu alrededor y no entiendes por qué no eres feliz y no sabes cómo corregir rumbo. No solo te distraes, sino que te dejas llevar, vas a la deriva, te dejas llevar por las corrientes y las tormentas de la vida y vas a parar a algún lugar donde no te gusta lo que hay y quieres cambiarlo. Entonces, si no pones intención en tu vida, si no tomas el timón en tu vida y no conectas con esa parte de ti, al final vas a parar a algún lado que no es el que tú hubieras elegido en primera instancia.


P: Tenemos tantas distracciones ahí fuera, que se nos olvida que dentro de nosotros están las respuestas a todo…

R: Ponemos el foco fuera y nos desconectamos de esa sabiduría interior muchas veces por miedo a no ser amados, a ser rechazados, a no encajar, a dejar de pertenecer. El acompañamiento que yo hago es ir quitando estas capas de miedos, que toman muchas formas, que si vergüenza, pereza, perfeccionismo, etc., para que la misma persona vaya entrando y sumergiéndose en ella misma y encuentre las respuestas que busca fuera. Es difícil, sí, porque fuera, con la tecnología que existe es muy fácil dispersarse, es muy fácil comparase, es muy fácil pensar que tener éxito significa esto o ser feliz significa vivir de esta otra forma…


P: ¿Crees que las personas subestiman su sabiduría interior?, ¿que no saben que saben?

R: No, no lo saben, y esa sabiduría está dentro de ellos, es así. Al final, de lo que se trata es de desencallar la acción, de lo que se trata es de que las personas pasen a la acción y de que se den cuenta de todo lo que son capaces de conseguir, de cambiar y de hacer con su vida.


P: En el fondo, el mensaje de crecimiento personal que transmites en tu libro no es nada nuevo…

R: Es un mensaje que siempre ha existido, sí. No es que ahora esté más de moda, es que siempre ha existido. Pero ya los filósofos eran los primeros escritores de libros de autoayuda, buscaban las respuestas de la vida, cómo ser más felices... es algo que forma parte de la humanidad.l

Más noticias de hoy