×

Los bebés nacidos durante la pandemia hablan y saludan menos, pero gatean más

- 21:04 Para vivir mejor

Los bebés nacidos durante el primer confinamiento tuvieron menos hitos del desarrollo al año en comparación con los nacidos antes de la pandemia, aunque es posible que gatearan más rápido, según los datos de un estudio Irlandés publicado en Archives of Disease in Childhood.

Los datos de la investigación sugieren que la pandemia tuvo un efecto pequeño, pero medible en las habilidades de lenguaje y comunicación de los bebés comparado con los nacidos antes de la pandemia.

Era menos probable que dijeran palabras definidas y significativas, señalar personas u objetos o poder decir “adiós” con la mano.

Los bebés solo estaban en contacto con unas cuatro personas Unos 600 000 bebés nacieron en Gran Bretaña y otros 60 000 en Irlanda durante 2020, cuando las restricciones por el covid y el uso de mascarillas interrumpieron muchas actividades sociales.

Desde entonces, padres y psicólogos han reflexionado sobre el impacto de tal aislamiento forzado en el desarrollo social de los bebés.

“El confinamiento irlandés, en particular, fue un confinamiento muy estricto”, ha señalado la Dra. Susan Byrne, neuróloga pediátrica del Royal College of Surgeons de Irlanda .

“Durante los primeros seis meses, las familias que estudiamos estaban en contacto con solo otras cuatro personas fuera de la unidad familiar, en promedio, y cuando llegaron a los 12 meses, uno de cada cuatro bebés no había conocido a otro niño de su propia edad”.


Los datos

Los investigadores pidieron a los padres de 309 bebés “pandémicos” que evaluaran su capacidad para gatear; recoger objetos diminutos con el pulgar y el índice; expresar al menos una palabra definida y significativa; y otros siete hitos del desarrollo, una vez que cumplieron los 12 meses de edad. Todos los bebés nacieron entre marzo y mayo de 2020.

Los datos sugieren que, estos bebés del confinamiento, era menos probable que pudieran decir una palabra definida y significativa (89 % frente al 77 %), señalar personas u objetos (93 % frente al 84 %) o poder decir “adiós” con la mano (94,5 % frente al 88 %). Sin embargo, más bebés pudieron gatear en comparación con los nacidos antes de la pandemia (91 % frente a 97,5 %).

Posiblemente porque estuvieron más tiempo en el suelo en lugar de sentados en las sillitas o en los cochecitos. “Es interesante, porque muchos de estos bebés estaban en casa y nadie iba y venía luego no había posibilidad de decir ‘hola o adiós’.

Los bebés también tienden a señalar cuando ven cosas nuevas que quieren, pero al estar en casa no había esa posibilidad”, ha señalado Byrne.


Las diferencias son pequeñas

La investigadora ha señalado que las diferencias eran pequeñas y que los padres podían hacer muchas cosas para ayudar a los niños pequeños a ponerse al día, como leerles y conversar con regularidad.

“Los bebés son resistentes e inquisitivos por naturaleza, y es muy probable que con el resurgimiento social y el aumento en los círculos sociales mejoren sus habilidades de comunicación social”, ha explicado Byrne.

“Sin embargo, esta cohorte y otras deberán ser observadas hasta la edad escolar para garantizar que este sea el caso”.

Más noticias de hoy