×

Las zonas más pe ligrosas donde hacerse un tatuaje

Por Anastasia Kostenko PARA WWW.NIUSDIARIO.ES

- 22:12 Para vivir mejor

Marcar tu cuerpo con tinta es una decisión importante, una experiencia dolorosa y un resultado que te llevas para toda la vida.

Aunque hay personas que se arrepienten y deciden borrar un tatuaje que no les gusta o taparlo con otro diseño. De cualquier forma, la tendencia de los tatuajes es cada vez más común y aceptado en la sociedad. En Connectattoo han realizado un estudio para entender el sector de los tatuajes en España en 2021.

Para ello, han elaborado un cuestionario a los clientes de tatuajes entre los 19 y 30 años, de los cuales el 80% son mujeres.

El resultado es que el 75% de los encuestados tienen al menos un tatuaje, y el 25% restante, afirman que tienen intención de hacerse uno en el futuro.

Asimismo, la mayoría de los encuestados afirman tatuarse con una frecuencia de una vez al año. Esto afirma que los tatuajes son un interés más recurrente en la población. Por ello, es de suma importancia que tengas en cuenta que la infección en un tatuaje es algo que puede ocurrir mientras se cura, pero especialmente si se hace una zona delicada que puede conllevar graves consecuencias en tu salud.




Las siete zonas más peligrosas para tatuarse

Si bien es posible que todos los tatuajes tengan complicaciones, hay algunos lugares en el cuerpo que tienden a infectarse más fácilmente y pueden llegar a ser peligrosos: Genitales: se trata de uno de los tatuajes más peligrosos que puedes hacer en tu cuerpo. Esta zona es muy sensible y el proceso de tatuado es bastante doloroso, pero además, existe un mayor riesgo de infección. Recuerda que es una área húmeda, lo cual hace que el proceso de cicatrización sea mucho más lento y complicado. Globos oculares: este tipo de tatuaje implica inyectar tinta directamente en el ojo, lo cual supone un riesgo muy elevado de infecciones, daños parciales o, incluso, llegar a ser permanente y perder la vista. Lunares: se deben evitar los tatuajes en las zonas de lunares, o encima de ellos, porque la tinta del tatuaje impide ver si estos son normales o no, o indicativos de que puede haber melanoma. Lumbar: existe cierto temor en el caso de las mujeres, pues se trata de la zona donde se coloca la epidural. Una punción sobre la lumbar tatuada puede desplazar hacia el interior partículas de pigmento que podrían llegar a la medula espinal. Interior de la boca: es un refugio para todo tipo de bacterias, por lo que el riesgo de infección es alto. Axilas: los tatuajes en esta área pueden infectarse si la afeitas antes de que esté completamente curado. Además, la cantidad significativa de bacterias en las axilas, también pueden aumentar el riesgo de infección. Planta del pie: la combinación de dolor y cosquilla durante el proceso de tatuado no es fácil de soportar y es un tatuaje que desaparece en poco tiempo. La cicatrización es lenta, dolorosa y con un grado de riesgo de infección muy considerable.

Más noticias de hoy