×

Banda santiagueña robó 120 vacas de Santa Fe por un valor de 10 millones de pesos

- 01:04 Policiales

La Justicia santafecina investiga a una banda santiagueña, tras el misterioso robo de dos camiones jaula con 120 vacas valuadas en $ 10.000.000, al parecer recuperadas y secuestradas el lunes en un campo de Pinto, departamento Aguirre.

Según la Fiscalía de Rafaela, Santa Fe, a cargo de Silvina Verney, la maniobra fue ejecutada en la última semana de enero en San Cristóbal y los responsables serían al menos diez santiagueños prófugos.

Ellos serían un sujeto identificado como Schop, transportista; un policía de apellido Orellana, sindicado de liberar la ruta, zona, para el ingreso de camiones con los animales; Véliz, el presunto comprador a sabiendas del mercado negro del que procedían las vacas; un tal Sosa, dueño de un campo privado en que habrían sido ocultadas las vacas y otros individuos.

Medida judicial

La historia adquirió notoriedad el lunes. Oficio mediante, efectivos de la Patrulla Los Pumas y de Gendarmería Nacional coparon varias propiedades y al final pudieron incautar 32 vacas (en Pinto), sobre las 120 robadas en la vecina provincia.

En forma paralela, los investigados literalmente desaparecieron de sus domicilios y ahora habría ya pedidos de eximición de prisión.

Eximición de prisión

Uno de ellos habría sido elevado en las últimas horas por el abogado Gabriel Toloza, resuelto en descomprimir el escenario y evitar la detención de Schop, trascendió.

Distinta es la situación de los otros sujetos, ya que habría cámaras de seguridad que los sitúa en Santa Fe en los días del robo de ganado.

La investigación avanzó mucho en menos de un mes y nadie descarta que ahora se materialicen detenciones.

Sospechan que habría más cómplices anónimos

El robo de las vacas habría sido planificado en 2020 y concretado a fines de enero de este año.

Así lo deslizó uno de los investigadores, dejando entrever que hay más cómplices porque el procedimiento de ingreso de ganado fue importante, se supo.

Hipótesis

En principio, se especula que el fuerte de los animales ya fue vendido y los compradores procederían de los departamentos vecinos.

Ahora, la Justicia santafecina trabaja con minuciosos controles de marca, vía clave para depurar entre ganado legal y el robado.


Más noticias de hoy