×

Grupo armado desaloja un hotel y amenaza a un alto jefe policial

Uno de los huéspedes era un jefe policial. Los “matones” huyeron tras golpear al encargado, que según denunció el propietario, le dejó de pagar el alquiler del comercio.

- 14:33 Policiales

Al menos siete hombres armados ingresaron a las instalaciones de un hotel y comenzaron a desalojar a todos los huéspedes e inquilinos que estaban en el edificio, entre los que se encontraba un jefe policial. Tras ello, aparecieron unos empleados de una empresa de seguridad privada para custodiar el lugar supuestamente por orden del propietario. Los “matones” huyeron y en minutos arribaron varios móviles con efectivos que apresaron a siete personas. Cuatro hombres permanecen prófugos.

El gravísimo caso se registró en la ciudad de Quimilí, más precisamente en el hotel “Peniel” ubicado sobre Avda. Rivadavia prolongación.

Según se desprende de la investigación, el hotel es propiedad de un hombre identificado como Julio Sánchez, domiciliado en Lanús, Buenos Aires, el cual había radicado una denuncia en la Seccional 29 de Quimilí, en la que reveló que se lo alquiló a un hombre de apellido Danilovich desde el 2018.

Sánchez indicó a la Policía que en marzo del 2020 el sujeto dejó de realizarle los depósitos de dinero por el alquiler y que pese a los reclamos, Danilovich siempre le habría contestado con evasivas y que incluso en una de las últimas oportunidades lo habría amenazado de muerte.

En ese contexto, siete hombres armados habrían ingresado ayer al edificio del hotel alrededor de las 15, sorprendiendo a empleados e inquilinos que residían en las 20 habitaciones.

Uno de los huéspedes resultó ser el comisario mayor Acosta, jefe del Departamento de Seguridad Nº 12, con asiento en esa ciudad, el cual fue trasladado hasta la cocina en planta baja junto al resto de las personas y amenazado de muerte.

Los maleantes habrían quitado un celular a Acosta y habrían sacado al exterior a Danilovich, al cual habrían propinado una golpiza.

En un determinado momento, el funcionario policial se comunicó telefónicamente con la Departamental y de inmediato los policías se dirigieron al hotel.

Cuando llegaron los uniformados, los hombres armados ya se habían dado a la fuga y habían dejado custodiando el edificio a 4 empleados de una empresa de seguridad. En ese momento, el propio Sánchez con dos de sus hermanos se habrían hecho presentes allí, asegurando desconocer a los maleantes y que venían a “tomar posesión de su propiedad”.

Sin embargo el fiscal de turno Dr. Miguel Torressi dispuso la aprehensión de los Sánchez y los cuatro empleados de seguridad privada, mientras que ordenó el cierre de rutas para dar con los prófugos, sobre los cuales ya pesa una orden de detención.


Más noticias de hoy