×

Comunicado oficial de la Policía confirma la clausura de conocido bar del barrio Cabildo

Se trata del local “Mousse” que según los uniformados, y tal como publicó EL LIBERAL, no cumplían los protocolos y no contaban con los permisos correspondientes

- 23:42 Policiales

A través de un comunicado oficial, la policía confirmó la clausura que se llevó a cabo la tarde-noche del sábado en un comercio (Mousse) ubicado sobre avenida Belgrano en el barrio Cabildo, donde según los efectivos, se incumplían los protocolos. Además se generaron incidentes, tal como publicó ayer EL LIBERAL.

Dicho parte expresa: “Arduas tareas preventivas llevó adelante entre la tarde noche del sábado y la madrugada del domingo personal policial, que tuvo que redactar varias actas de infracción y clausura preventiva de locales comerciales para hacer cumplir los protocolos sanitarios en el contexto de pandemia actual, e incluso, tuvo que desalojar reuniones no autorizadas en casas particulares”.

El más “complicado”

“La División Prevención y Protección contra el Alcoholismo tuvo que sortear de manera profesional el primer procedimiento en una conocido restaurante del barrio Cabildo, habilitado como heladería y pastelería, donde su propietario (25) opuso una tenaz resistencia para entorpecer el trabajo de los uniformados”, indicó la Policía.

Continúa: “Poco después de las 19, arribó al lugar una comisión policial y detectó que en el local en cuestión había una decena de mesas ocupadas con comensales que no respetaban la distancia establecida por protocolo, motivo por el cual se procedió a labrar el acta de infracción a los decretos nacionales Nº235/21 y 167/21, y decretos provinciales 628/21 y 2153/20 y sus modificaciones”.

Además “se habría observado que en una de sus mesas, los comensales consumían bebidas alcohólicas y al solicitarle las habilitaciones correspondientes, su propietario no habría podido justificar las razones por las cuales no contaba con la habilitación técnica municipal para el rubro que explota, habilitación bromatológica, inspección de Bomberos y licencia policial para el expendio de bebidas alcohólicas. Sólo habría mostrado la habilitación técnica municipal para funcionar con el rubro heladería y pastelería”.

Indicaron que “el propietario del lugar y una mujer que no pudo ser identificada, habrían entorpecido constantemente el procedimiento, profiriendo palabras agraviantes hacia el personal policial e incitando a los clientes a oponerse al trabajo de los agentes del orden, aplaudiendo y exigiendo en todo momento ‘que los dejen trabajar’”, aseguró la Policía.

“Se procedió a la clausura preventiva del lugar, y tras consultar con la fiscal María Alejandra Holgado, ésta ordenó el desalojo pacífico del comercio y en caso de que su propietario y la mujer se opusieran, que sean demorados por atentado y resistencia a la autoridad, lo cual no ocurrió y se le informó de la prohibición de reiniciar la actividad hasta tanto regularice la situación, negándose a firmar las actas”, finaliza.

La Fiscalía de turno intervino en el caso.

 

Calidad de Vida lo inspeccionó 4 veces

A través de su cuenta de Facebook, desde la Dirección de Calidad de Vida de la Municipalidad se emitió un comunicado que sostiene: “Con motivo de publicaciones que hablan sobre la clausura preventiva del local comercial que fuera comunicada en los medios, el particular que menciona que no cuenta con la habilitación comercial, debemos informar que además de esta situación, la Dirección de Calidad de Vida supo inspeccionar cuatro veces el local, solicitando los trámites necesarios para el funcionamiento de un comercio, atendiendo el contexto en el que estamos inmersos, a esto se suma la violación de protocolos sanitarios y del decreto que establece el aforo de acuerdo a la actividad que realiza. Ante ello, se prioriza la salud en general de la población”, indicaron.

Además expresaron: “En definitiva, esta falta de apego a las recomendaciones vigentes terminan perjudicando a los miles de comerciantes que trabajan a rajatabla con los requerimientos sanitarios”.

 

Otros procedimientos

Por otro lado, también se procedió a la clausura preventiva de un patio cervecero del barrio Alberdi de esta Capital, donde se observó que en el lugar había dispuestas unas 28 mesas, en el interior, vereda y hasta en la vereda vecina, excediendo considerablemente la capacidad establecida por protocolo Covid-19, por lo que se le informó a su propietario de la infracción cometida y de las actuaciones pertinentes.

De igual forma, un maxiquiosco del barrio Belgrano tuvo que bajar sus persianas tras haberle informado a su propietario (49) que había infringido las normas por no contar con las habilitaciones correspondientes para la explotación comercial del rubro bar con venta de comida y bebidas con y sin alcohol, con mesas y sillas en la vereda, y falta de licencia policial.

Ya cerca de las 3 de la madrugada del domingo, se detectó que en una cancha de fútbol de la localidad de Media Flor, La Banda, se procedió al desalojo de unas 50 personas, entre ellos 10 menores, que fueron desalojados ya que se llevaba a cabo un evento social no autorizado.

 

Cientos de infractores en fiestas: 40 menores

La policía también desalojó cuatro fiestas clandestinas que se llevaban a cabo domicilios particulares de los barrios Siglo XXI, Mariano Moreno y La Católica de esta Capital.

En la totalidad de estas reuniones no autorizadas, se desalojaron más de 100 personas de ambos sexos y entre ellas alrededor de 40 menores de edad que fueron entregados a sus padres. Se incautaron equipos de música con sus parlantes, bebidas alcohólicas y se labraron actas de infracción a los decretos nacionales.

Por orden de la Fiscal de turno, Dra. Alejandra Holgado, a los organizadores de los eventos clandestinos se les imputó la infracción al artículo 205.

 

Organizaron una carrera cuadrera, pero no alcanzaron ni a largar

La Policía impidió que en la jornada dominical se llevara a cabo una carrera cuadrera clandestina en la localidad de Santa Elena, departamento Banda, donde gran cantidad de personas se habían congregado.

Según se supo, cinco hombres fueron demorados en el procedimiento y se secuestraron 4 animales equinos que se hallaban dispuestos a competir por dinero y tres motos que fueron abandonadas en el lugar.

Pasadas las 8, personal de la Subcomisaría de Estación Simbolar arribó a un establecimiento rural ubicado sobre la Ruta 11, donde todo estaba dispuesto para dar inicio una jornada de carreras cuadreras.

En el lugar encontraron al menos 60 personas, quienes al detectar la presencia de los uniformados se dieron a la fuga en distintas direcciones. Cinco sujetos fueron atrapados, a quienes se les informó de las infracciones cometidas.

También se procedió al secuestro preventivo de tres motocicletas y cuatro animales equinos, preparados con apero, frenos y bozal, para competir en las cuadreras clandestinas. Luego de lo actuado, personal policial labró las actas correspondientes y dio participación a la Justicia de turno.l

 

Imprudente: festejaba un cumpleaños con sus amigos

En la ciudad de La Banda también se llevó a cabo un operativo por infringir el artículo 205 cuando personal de la Comisaría 12 arribó a una casa del barrio Tabla Redonda y descubrió que en el lugar se desarrollaba una fiesta.

El procedimiento se llevó a cabo pasadas las 23.30, en una vivienda de la Manzana A -por la Ruta Nacional 34, antes del acceso a Media Flor- adonde estaban estacionados más de 16 vehículos.

Los efectivos indicaron que los infractores se encontraban dentro de la vivienda con los portones cerrados, escuchando música a alto volumen, por lo que llamaron a la puerta y fueron atendidos por un adolescente de apellido Paz, residente en el barrio Centro de la ciudad Capital.

Paz informó que se encontraba con un grupo de amigos, para festejar un cumpleaños. La Dra. Jacqueline Macció tomó intervención en el caso y ordenó que la policía desalojara el lugar.l


Más noticias de hoy