×

Un motociclista se prendió fuego y un policía terminó quemado al salvarle la vida

El sujeto se arrojó alcohol y se acercó un encendedor. Cuando se generó el incendio el uniformado rápidamente intervino y resultó lesionado.

- 01:50 Policiales

Un grave incidente se produjo en la esquina de avenida Leopoldo Lugones y Colón, cuando un hombre, supuestamente en protesta por una infracción que le habían realizado en un operativo policial, se roció alcohol y se prendió fuego.

El hecho se registró minutos antes del mediodía de ayer, cuando los efectivos de las unidades Interceptoras observaron que un hombre de 33 años, residente en el barrio San Germés circulaba en una moto sin casco protector.

Los uniformados le hicieron detener la marcha y al solicitarle la documentación, establecieron que el motociclista no tenía ningún papel que acreditara que el rodado, una Motomel Trip de 110cc, fuera de su propiedad, por lo que solicitaron colaboración a sus pares de la Dirección General de Seguridad Vial para que labrara el acta de infracción respectiva.

Hasta ese momento, todo se desarrollaba con normalidad. Sin embargo cuando el conductor se percató de la presencia de los móviles de la Vial, habría comenzado a insultar al personal policial, oponiéndose al procedimiento y asegurando que no haría entrega del vehículo pese a que se encontraba en infracción a las leyes de tránsito vigentes, según indicó la policía a través de un comunicado enviado por la División Relaciones Policiales.

Los efectivos indicaron que lejos de bajar los decibeles, el joven optó por salir corriendo, dejar el rodado bajo custodia policial y al llegar a un puesto ambulante de verduras, sacó de entre sus pertenencias una botella con alcohol y derramó todo su contenido sobre su cuerpo.

De inmediato se prendió fuego usando un encendedor. Cuando las llamas comenzaron a propagarse por sus ropas, el oficial Ayudante Williams Santillán, se arrojó sobre él, lo tiró al suelo y a mano limpia comenzó a quitarle las prendas que eran consumidas por las llamas.

Una vez sofocado el foco ígneo, el oficial tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Regional ya que presentaba quemaduras en ambos brazos.

Al centro de salud también fue conducido el motociclista para ser asistido por personal médico.

Sobre el oficial se supo anoche que se encontraba estable y que presenta heridas curables en 20 días, salvo complicaciones.

Una vez finalizadas las actuaciones pertinentes, la fiscal Belkis Alderete fue interiorizada de los pormenores del caso y de la denuncia radicada por el policía en contra del motociclista y dispuso que este último fuera alojado en una celda en calidad de aprehendido.l

Más noticias de hoy