×

En menos de 12 hs, un joven fue agredido tres veces por una patota en el barrio 8 de Abril

Lo atacaron de madrugada en la calle. Después de tarde en su casa. Huyó, lo persiguieron y le dieron alcance en Balcarce y 222.

- 23:52 Policiales

Un joven del Bº 8 de Abril fue agredido tres veces en menos de 12 horas por la misma patota y anoche fue internado en el Hospital Regional.

Pese al hermestismo impuesto a la causa, trascendió que la víctima es de apellido Fernández.

Todo habría comenzado el fin de semana y la mayor tensión estalló ayer a la mañana cuando varios sujetos golpearon a Fernández en la calle. Urgente, la fiscal Celia Mussi fijó restricciones al menos a media docena de los agresores.

Consecuencias

Muy lastimado, el muchacho fue conducido al Hospital Regional, pero se habría retirado al amanecer, trascendió.

Lejos de dirigirse a su casa, habría marchado derecho a la casa de los agresores, en el 8 de Abril.

Sin que nadie saliera a responderle, Fernández habría atacado la vivienda a ladrillazos e insultado a todos los ocupantes.

Recién, diez minutos después, se fue a su casa, a pocas cuadras.

Sin ladrillazos asomándose por sus cabezas, los ocupantes de la casa partieron en busca de refuerzos, al parecer barrabravas.

En la tarde irrumpieron en su casa y agredieron, de nuevo, a Fernández.

Como pudo, el damnificado escapó corriendo y detrás lo hicieron al menos cuatro individuos.

Alcance sangriento

Le habrían dado alcance en calles Balcarce y 222, epicentro de la tercera agresión que terminó con Fernández fracturado, con múltiples excoriaciones, hematomas y con una herida de proyectil de tumbera.

Satisfechos por haberse, según ellos, vengado de Fernández, los cuatro atacantes huyeron.

Los vecinos llamaron al Hospital Regional y a la policía. Fernández fue reintegrado anoche al nosocomio, mucho más herido que en la mañana.

Redadas en puerta

Con la urgencia de aguarles la fuga a los agresores, la fiscal Mussi anoche intentaba armar el rompecabezas.

Con las piezas vitales procuraba que un juez le refrendase órdenes de allanamiento y detenciones.

La misión asomaba cuesta arriba, ya que escaseaban testigos, pese a haber presenciado la bestial agresión.

Filmaciones con celulares en medio de la ira y brutalidad

Un vecino confió a los investigadores que los agresores habrían filmado mientras golpeaban a Fernández.

En todo momento, los maleantes habrían advertido a los vecinos que si osaban delatarlos, regresarían por ellos.

Así, en el silencio, la policía veía desfallecer su optimismo en obtener pistas firmes para apresar a los delincuentes.

Mientras tanto, después los expertos recogieron vainas en la casa de Fernández y en Balcarce y 222.

La única intuición dominante es que los sujetos actuaron armados, dentro de la casa y en el ataque final.


Más noticias de hoy