×

Requieren prisión preventiva para peluquero canino por crimen en Bosco III

El una pelea de varios bandos, la víctima procuró calmarlos. Fue atacada por la espalda y murió en el Hospital Independencia.

- 02:54 Policiales

La fiscal Natalia Malachevsky solicitó ayer el dictado de la prisión preventiva para un individuo, sospechado de asesinar, de una puñalada por la espalda, a un hombre al final de una fiesta clandestina en el B° Bosco III.

Así lo requirió la funcionaria a la jueza de Control y Garantías, Sara Harón, en contra de Carlos Julián Goitea, de 23 años, peluquero canino, domiciliado calle Rivadavia s/n esquina 434, Bº Bruno Volta.

El sujeto fue imputado por "homicidio simple" de Sergio Víctor Silva, 39, muerto el 8 de mayo entre el pasaje 515 y calle 436, epicentro de pelea entre numerosos jóvenes alcoholizados a quienes la víctima habría intentado controlar.

Los investigadores manifestaron que la policía se trasladó al lugar, alertada por una fiesta clandestina. Sin embargo, lo que ocurrió después tiñó literalmente de sangre al barrio, a raíz de una encarnizada batalla en plena desconcentración de numerosos jóvenes.

Según los testigos, Silva fue apuñalado de atrás. Urgente, su familia lo trasladó al Hospital Independencia, pero pese a los esfuerzos del doctor Granfranco Gerbino fue imposible reanimarlo y el paciente falleció al parecer por perforación en un pulmón.

En el trágico incidente, también cayeron heridos dos jóvenes más. Ellos fueron identificados como Roberto Acosta, de 19 años, con domicilio en el Bº Bruno Volta y un menor de 17 años, con idéntica residencia que la otra víctima. Ambos, recibieron puñaladas y después fueron derivados al Hospital Regional.

Ira sin límites

Sin importar la muerte de un hombre, varios bandos antagónicos prosiguieron la pelea, a trompadas, puntazos y hasta lanzando proyectiles contra casas ajenas a la batahola.

Merced a contados testigos, pudo ser identificado el acusado y éste quedó detenido a las pocas horas. La policía científica le secuestró la ropa, el arma, cuya valoración serán potestad ahora de la fiscal y de la magistrada.

Para la fiscal, las pruebas serían contundentes para el dictado de la prisión preventiva, cuya batalla se registró ayer entre la Fiscalía y la defensa.

Para la segunda, las pruebas serian insuficientes para una resolución de esta magnitud, criterio al que la fiscalía se opuso en forma contundente.

Más noticias de hoy