×

Deniegan cese de prisión a un tucumano, acusado de asesinato y una testigo denunció amenazas

Está acusado de ejecutar de un tiro en la cabeza, quemar y enterrar al gendarme Ángel Amado Airala, en octubre de 2018.

- 01:39 Policiales

La Justicia de Frías desestimó ayer el cese de prisión de un reo tucumano acusado de ejecutar a tiros, quemar y enterrar a un gendarme en San Pedro de Guasayán y, a la vez, abrió otra causa por una denuncia de una testigo, quien alertó sobre amenazas a un pequeño hijo.

En audiencia, la jueza de Control y Garantías, Roxana Cejas Ramírez, rechazó el planteo de la defensa de Juan Francisco "Pirulo" Fernández, a cargo de los abogados Eva Mena y Osvaldo Pérez Robertti, en un proceso por "Homicidio críminis causa y robo calificado por uso de armas".

Ángel Amado Airala fue asesinado en octubre de 2018 y su cuerpo desenterrado el 5 de octubre de 2019 en San Pedro de Guasayán, previa marcación de la testigo clave Cinthia Débora Sotelo. La mujer primero incriminó a "Pirulo" y en febrero de 2021, se rectificó.

En junio de 2020, la Fiscalía de Tucumán declinó competencia por razones de territorialidad y antes de fin de año la jueza Cejas Ramírez dictó la prisión preventiva para "Pirulo" Fernández, acusándolo del asesinato del gendarme.

Ahora, la defensa y la fiscal, Dahiana Pérez Vicens se reencontraron en audiencia en Frías. En su transcurso, Mena y Pérez Robertti abogaron por el cese de prisión del preso, quien se encuentra alojado en la cárcel de Villa Urquiza, en la provincia de Tucumán.

Contracara

Por el contrario, la Fiscalía se opuso a la medida, al asegurar que la causa prevé importantes medidas, agravadas en las últimas horas por la denuncia de un testigo.

El rompecabezas judicial recuerda que el 2 de noviembre de 2018 "Pirulo" fue detenido en San Pedro, mientras se conducía en el auto de Airala. Lo acompañaba un termeño de apellido Décima, y buscaban a dos "amigas". El tucumano escapó en el coche y cayó detenido dos días después cerca de Lavalle, en el límite con Catamarca.

Inesperado

Una de esas "amigas" debía declarar en la causa esta semana. Ahora denunció que fue amenazada con sms de whatsapp. El anónimo le habría enviado la foto de una pistola e intentado persuadirla para hacer un trato, ergo debía medir sus palabras, o bien las secuelas recaerían en un hijo pequeño.

La Fiscalía ya trabaja en la presentación. Prima facie, la fiscalía garantizaría la seguridad de la testigo y de su familia. A la vez, los expertos de informática analizarán su celular e intentarán desandar la "ruta" en procura de "rastrear" la procedencia de los mensajes, deslizaron los voceros policiales.

Después de un áspero debate, con la fiscal resuelta en aguarle la libertad a "Pirulo" y su defensa, en pos de abrirle las puertas, la magistrada rechazó el cese de prisión. Pero, en la misma resolución, Cejas Ramírez hizo lugar al requerimiento de los abogados sobre el vencimiento de la Investigación Penal Preparatoria. Ahora, debe reactivarse el proceso con otro fiscal.

Derrotero de una historia policial con final imprevisible

La investigación se inició en Tucumán, cuya Fiscalía declinó competencia en junio de 2020 y giró las actuaciones a la ciudad de Frías al mes siguiente. Pérez Vicens asumió como fiscal en diciembre y tomó las riendas de la causa que ya lleva 5 cuerpos y 2.000 fojas.

Hay tres cajas repletas de pruebas, a las cuales ahora deberán añadirse pericias de balística y del automóvil, unidad que une el triste fin del gendarme con el derrotero del tucumano "Pirulo". Todos los protagonistas, víctima, presunto victimario y la testigos, se conocían de la vecina provincia.

En contexto, la sospecha es que "Pirulo" quería evitar caer preso y ser retornado a otra cárcel tucumana, por sostener que estaba amenazado de muerte por negarse a vender drogas para otros presidiarios. Ese fin se trastocó con el homicidio del gendarme que lo habría transportado desde Tucumán a Santiago.

El sujeto cumplió una condena por robo en noviembre. Pero el proceso por el asesinato del gendarme lo mantiene encerrado en Villa Urquiza. Él niega haber acabado con la vida de Airala, pero la Fiscalía juzga lo contrario. Y aún persevera para trasladarlo a Santiago y alojarlo en el Penal de Varones, a la espera del juicio oral y público.


Más noticias de hoy