×

A "patadas" rompió la puerta de su ex, e intentó matarla

La joven madre huyó y cuando regresó con la policía descubrió que el violento le destrozó todo lo que tenía. Su ropa la dejó "regada".

- 02:36 Policiales

Una joven fue víctima de un brutal caso de violencia de género —que por fortuna no terminó en femicidio— mientras se encontraba descansando en su casa, en la localidad de Bajo Grande, Banda.

Un verdadero calvario vivió la damnificada —de 28 años— durante la madrugada del domingo, cuando su ex pareja llegó a la casa, en avanzado estado de ebriedad, y a gritos le ordenaba que le abriera la puerta para ingresar.

La víctima —quien contó que se separó del acusado hace cinco meses y tiene una hija en común con él— temiendo por su vida, ya que el acusado la agredía en reiteradas oportunidades, se negó a tal pedido.

El violento sujeto, lejos de irse —tal como le pedía la joven— comenzó a dar "patadas" en la puerta hasta que logró romper la cerradura e ingresar. Una vez adentro fue hasta la cama donde se encontraba la joven y allí la tomó del cuello.

Mientras le gritaba "dónde está mi hija", el salvaje sujeto le aplicaba golpes de puño en distintas partes del cuerpo para luego derribarla al suelo. Según contó la mujer, cuando ella intentó pararse, su ex pareja agarró un cuchillo.

El acusado intentó herirla. Ella sabía que él iba a matarla si algunos de los "puntazos" que arrojaba la alcanzaban, logró empujarlo, saltar una pequeña ventana y huir, mientras él la seguía al grito de "te voy a matar".

Cuando se encontraba cerca del camino vecinal, observó que una motocicleta circulaba por el lugar, por lo que a viva voz comenzó a pedir ayuda. El conductor del rodado paró y la trasladó hasta la Comisaría. En la Seccional 16, a donde arribó con su rostro golpeado, contó lo que había sucedido, por lo que de inmediato junto con los uniformados regresó a su casa para atrapar al acusado.

El violento ya no estaba, pero antes de huir destrozó todo lo que la víctima tenía. No quedó nada en pie. Las prendas de vestir —las cuales las destrozó con tijeras— quedaron esparcidas en el patio y otras junto al camino vecinal.

Inmediatamente los uniformados se comunicaron con el fiscal de la Unidad de Violencia de Género en Intrafamiliar de turno —Dr. Pedro Ibáñez— quien ordenó que se aprehendiera al acusado y la víctima sea asistida por médicos.

Además, el representante del MPF solicitó que la joven madre sea examinada por el médico de Sanidad.

La joven sostuvo que teme por su vida y la de su hija, que por fortuna al momento del ataque se encontraba con sus abuelos.


Más noticias de hoy