×

Buscan en Santiago a una joven brasileña que habría secuestrado a su hija y escapado de Recoleta

La mujer y la niña fueron vistas por última vez el 3 de septiembre último, cuando subieron a un taxi.

- 01:58 Policiales

Desde la Fiscalía de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Falta, a cargo del Dr. Paulo Gasparini de Buenos Aires, llegó un oficio a la Policía santiagueña para que se proceda a la búsqueda de una joven y su hija, las cuales se encuentran "desaparecidas" desde principios de este mes. Sin embargo, el trasfondo de la historia sería el secuestro de la niña y el temor de fuga hacia otro país de la mujer.

La Policía de la Provincia emitió un comunicado ayer en el que solicitaba a la comunidad cualquier tipo de colaboración en la búsqueda de una mujer de 24 años y su hija menor de 2, las que fueron vistas por última vez el pasado 3 de septiembre, en Recoleta, Buenos Aires, sin regresar hasta momento.

Las mismas responden al nombre de Luiza Dolinski Da Costa (24) y María Victoria Gancedo (2) y tienen la siguiente filiación: la mamá es de contextura delgada, estatura 1.70 m, cabello largo color natural negro, teñido de rubio, ojos negros, cutis moreno; en tanto la menor, tez blanca, cabello rubio con rulos. Se desconoce la vestimenta.

Cualquier información de utilidad comunicarse a la dependencia policial más cercana a su domicilio o al teléfono de la División Búsqueda de Personas 3854 971621.

El caso ya tuvo repercusión nacional y no es una simple desaparición, sino que para los investigadores, la joven secuestró a su hija y trataría de regresar a su país de origen, Brasil.

El viernes 3 de septiembre a las cinco de la tarde, Luiza Dolinski Da Costa tomó a su hija María Victoria Gancedo Dolinski de dos años, corrió media cuadra, se subió a un taxi y huyó de la Plaza República de Paraguay, del barrio porteño de Recoleta. Había aprovechado un descuido de la autoridad que supervisaba ese encuentro. La ayudó un cómplice. Apagó su celular, dejó de conectarse a internet. Se dio a la fuga sin suministrarle a la familia información alguna del paradero de la niña.

Ese mismo viernes, el padre Julio César Gancedo realizó la denuncia policial correspondiente y se le dio intervención a la Justicia que inició una causa que está caratulada como "secuestro" dada las particularidades del caso.

La madre tiene 24 años y es oriunda de Brasil. Según apuntan desde el entorno del padre, la mujer padece problemas psiquiátricos y de adicción que motivaron que la jueza del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N°106 dispusiera que la menor debiera permanecer viviendo en la casa de su abuela paterna, Mónica Braun. Asimismo, determinó que continuara concurriendo al jardín de infantes en Recoleta y que fuese recogida por su padre durante los fines de semana. Por su parte, a la madre se le instruyó un régimen de visitas supervisado de menos de tres horas por encuentro.

En una de esas visitas, en medio de un descuido de quien controlaba el vínculo, ocurrió la sustracción de la niña. Se dio intervención oportuna a la Policía de la Ciudad, Búsqueda de Personas, Policía Federal Argentina, Migraciones e Interpol. La reconocida organización de búsqueda de menores, Missing Children, también se ha hecho eco del secuestro.


Más noticias de hoy