×

Verdulería y despensa, fachadas de hermanos y un amigo narcos que tenían a "niños soldaditos"

Manejaban la entrega con pequeño ejército de dealers juvenil. Secuestraron marihuana, cocaína y $ 250.000.

- 01:46 Policiales

Durante tres años interrumpidos dos hermanos y un amigo reinaron en la venta de cocaína y marihuana en el B° Agua y Energía de La Banda hasta la tarde de ayer cuando efectivos de la Delegación de la Policía Federal Termas les "cortaron" el jugoso negocio, con detenciones y secuestros al por mayor.

Con órdenes de allanamientos del juez de Control y Garantías de La Banda, Carlos Ordóñez Ducca, desde las 17.30 de ayer una veintena de federales copó tres viviendas, coordinados por la fiscal de la Unidad Narcomenudeo, Virginia Abrate.

El contexto retrotrae la historia al 2021. En un año de investigación, la Justicia determinó que los dos hermanos eran los cerebros y el amigo el brazo ejecutor de venta: las fachadas, una verdulería, una despensa y un ejército de pequeños dealers que entregaba a domicilio, en especial de noche y los fines de semana.

Cuando los federales gritaron "arriba las manos; esto es un allanamiento y nadie toca nada", los hermanos jugaban entretenidos al truco. Nadie siquiera bromeó con un "falta envido", o "quiero retruco", ironizó un uniformado.

Los funcionarios labraron actas en cada uno de los tres inmuebles, de cuyas instalaciones secuestraron un pan de marihuana, cuyo peso se estimó en 300 gramos. También fueron incautadas 80 bochitas de cocaína, elementos de corte, media docena de celulares y $ 250.000, trascendió de las redadas.

La tarea de los federales fue documentada con videos y fotos, vitales para evitar luego cualquier objeción de la defensa a todo procedimiento.

Mientras las luces del sol comenzaban a ocultarse en el horizonte, los tres individuos fueron ascendidos a los patrulleros y conducidos a diferentes centros de detención, a la espera de Abrate, quien la semana venidera definirá la fecha de las indagatorias.

"Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización" eran los cargos tentativos al cierre de esta edición, pero nadie descartaba que la Fiscalía tienda a agravarlos, mucho menos ampliar el número de detenidos.

Niños

El golpe de los federales fue presenciado por grandes y chicos. Según se desprende de la causa, existirían videos, fotos y hasta compras controladas con un común denominador: los tres imputados "trabajaban" con total desparpajo, protegidos por el silencio de los vecinos.

Aún cuando el proceso se focalizará en los tres apresados, la investigación sugirió que en las ventas cotidianas intervenían un "ejército" de niños, como si se tratara de un oficio cualquiera, según detalló uno de los investigadores cercanos a la causa.

Los menores serían entre los 10 y 13 años, según se supo.

Ahora, la fiscal profundizará el proceso con más pruebas químicas, ya que la pureza de las drogas quizá sería una virtud en el inverso de consumidores lo que influenciará en las imputaciones finales para los tres acusados.


Más noticias de hoy