×

Se negó a declarar el depravado, acusado de abusar de su primo

El sujeto, de 21 años, engañaba al menor con llevarlo a juntar leña y en el monte lo sometía sexualmente.

- 23:15 Policiales

En el marco de la investigación que se inició en los primeros días de octubre por el abuso sexual que sufrió un niño, que actualmente tiene once años, la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual, indagó a su primo, el principal sospechoso.

Cerca de las 8.30 de la mañana de ayer, el acusado —un joven que ahora tiene 21 años— fue trasladado al Centro Judicial de La Banda, desde su lugar de detención, para ser interrogado por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

Acompañado por su representante legal, el acusado escuchó de boca de la Dra. Natalia Juárez (instructora de la causa) que existes evidencias en su contra y lo sindican a él como el autor de los vejámenes que sufrió el menor desde que tenía 9 años.

Luego, por recomendación de su abogado, el sujeto —que fue detenido tras varios allanamientos en La Banda— se negó a declarar, por lo que nuevamente fue trasladado a la comisaría donde se encuentra detenido.

Mientras tanto, la Unidad Fiscal continúa con las averiguaciones para recolectar evidencias en contra del acusado. Además, en los próximos días el imputado será sometido a entrevistas psicológicas.

El hecho

Cabe remarcar que la investigación comenzó los primeros días de octubre cuando la madre de la víctima se presentó ante la policía e informó que minutos antes su hijo le había confesado que era víctima de abuso.

Allí la mujer manifestó que regresó de realizar compras y encontró a la víctima en medio de una crisis de llanto, en el comedor de la casa. Al interrogarlo para saber qué era lo que le sucedía, éste le confesó que su primo lo violaba.

La víctima le reveló a su mamá que los abusos sucedían cada vez que él iba a la casa de su abuela, quien reside en el mismo terreno, pero en diferentes inmuebles. Explicó que la primera vez que había sucedido fue cuando mediante engaños lo llevó al monte para "juntar leña".

El adolescente expresó que los vejámenes nunca cesaron y el último había ocurrido el mes de julio, por ello había tomado la determinación de no ir a la casa de su abuela.

La madre reveló que su hijo en los últimos meses cambió su conducta lo que causó problemas en la escuela: peleaba con sus compañeros y se dormía en clases.


Más noticias de hoy