×

Quedó detenido el empresario imputado por "amenazas coactivas" contra su esposa rusa

Se entregó anoche acompañado por su abogado. Su esposa lo acusa de amenazas, apriete y dejarla al borde del desnudo.

- 00:45 Policiales

A las 21.30, se entregó y quedó detenido anoche el empresario acusado de amenazar a su esposa de nacionalidad rusa, imputado por "amenazas coactivas".

Acompañado por el abogado Felipe Villalba, el empresario -de apellido Montenegro- fue alojado en una celda de la Comisaría del Menor y la Mujer Nº 16 en la Costanera nueva y a disposición de la fiscal Andrea Juárez.

De acuerdo con la denuncia, antes del fin de semana la pareja disfrutó de una fiesta y regresó a su casa del Bº Juramento. Allí, se habría originado una discusión.

En un momento, la denunciante se habría retirado con rumbo a un gimnasio, pero se habría quedado en las inmediaciones "a la sombra de un árbol". Allí, habría arribado Montenegro y la ascendió a su vehículo, un Jeep. Partieron rumbo a un sanatorio de calles Absalón Rojas casi Bolivia. "Quería sacarme sangre con el propósito de usarlo en mi contra en la lucha que tenemos por nuestras dos hijas", (él la acusaría de que se sobrepasa con el alcohol) habría explicado la mujer a la Justicia.

El incidente habría adquirido dimensiones dramáticas, ya que la denunciante bajó del Jeep. Corrió por la calle y habría sido alcanzada por Montenegro. Al parecer, en un momento hasta intervinieron policías.

Siempre sobre la base de la investigación y las denuncias, ella habría informado que él padecería un cuadro psicológico ya diagnosticado.

En su extensa presentación, ella habría agregado que seis a siete meses atrás protagonizaron otro incidente en un bar de calle Roca. Acusó a Montenegro de despojarla de la ropa y dejarla semidesnuda, ante la atónita mirada de particulares.

"La gente quiso ayudarme y él buscó en su vehículo un machete y los amenazó", habría agregado la ciudadana rusa. "Yo voy a hacer lo que quiera porque yo le compro la ropa", dijo ella que vociferó Montenegro a las personas ofuscadas por lo que estaba pasando, ahondó su esposa al profundizar en su amplio escrito.

Colección de cuchillos y machetes

Más adelante, informó que el empresario sería propietario "de una colección de cuchillos y machetes que tiene en una valija con sus iniciales". Visiblemente acongojada, habría manifestado que hace varios años que quería divorciarse, ya que no soportaba más "el trato machista, violento y denigrante".

En todas las ocasiones, Montenegro le habría dejado en claro que las cosas serían a su manera, o bien ella perdería todos los beneficios y status económicos emergentes en su condición de esposos. Más tajante, la denunciante habría subrayado que ni bien contrajo enlace con el empresario, "... me hizo firmar papeles en que yo renunciaba a todo derecho" sobre bienes y hasta resarcimiento para el caso que el matrimonio cesara", afirmó.

Cada uno de los capítulos de la historia fueron merituados y la juez de Género, Norma Morán, refrendó la detención de Montenegro. El empresario pasó la noche en la Seccional 16 y la fiscal lo indagará hoy o mañana.


Más noticias de hoy