×

La Justicia procura dar con los clientes del “vacunatorio trucho” para imputarlos y detenerlos

Por ello, analizaba los elementos secuestrados para encontrar algún registro. El Ministerio de Salud emitió un comunicado.

- 01:25 Política

La Justicia provincial ahonda en la investigación de la causa por el “Vacunatorio trucho”, por el cual fueron detenidos un enfermero y una pareja, a raíz del robo de cientos de vacunas contra el coronavirus, desde el Ministerio de Salud. Casi la totalidad de las vacunas fueron recuperadas del domicilio del enfermero Dante Díaz, indicó el Ministerio de Salud ayer en un comunicado.

Esto confirma que algunas vacunas contra el coronavirus fueron aplicadas a personas de manera ilegal. En tal sentido, los investigadores tienen como objetivo identificar a estas personas, para imputarlas y proceder a su detención, se supo.

Para ello, esperan contar con una lista o una base de datos entre los elementos secuestrados, junto con las vacunas, en el domicilio de Dante Díaz en el barrio San Germés. Un dato que remarcan, es que como estas personas se colocaron la primera dosis, debe haber algún registro que indique cuándo y qué vacuna se debe colocar en la segunda dosis. Por ello, confían en poder dar con los clientes de este “vacunatorio trucho”.

Como se recordará, el sábado detuvieron a un matrimonio por el robo de cientos de vacunas contra el Covid-19 desde el Ministerio de Salud provincial, que había montado un vacunatorio privado clandestino, donde vendían y aplicaban las dosis sustraídas. Según los investigadores, se cobraba entre 20 y 30 mil pesos para vacunar contra el Covid a estas personas.

Se trata de Dante Daniel Díaz, de 42 años de edad, enfermero y empleado del Ministerio de Salud y su pareja María Angélica Coronel, educadora sanitaria, que desempeñaba tareas en el call center 107.

De acuerdo con el registro de las cámaras de seguridad, Díaz tenía acceso al depósito oficial de vacunas contra el Covid-19, lo que le permitió acceder a las dosis destinadas a vacunar a la población de acuerdo con el orden establecido, como se viene cumpliendo.

Autoridades del Ministerio de Salud detectaron el sábado al mediodía, un faltante de vacunas contra el coronavirus que se encontraban en el depósito oficial de la provincial custodiado por personal de la Fuerzas Armadas.

Fue la propia jefa de Inmunización del Ministerio de Salud, Dra. María Florencia Coronel, quien descubrió el faltante e inmediatamente hizo la denuncia penal correspondiente ante la División de Homicidios y Delitos Complejos de la Policía de la provincia, que dio intervención a la Fiscal de turno, Dra. Érika Leguizamón, quien solicitó los allanamientos a la jueza de Control y Garantías, María Cecilia Vittar.

La policía allanó un inmueble en Necochea 663 del barrio 8 de Abril de la ciudad Capital donde detuvo a Dante Daniel Díaz, argentino, de 42 años de edad, de profesión enfermero, con domicilio en Mza 19 Lote 22 Barrio San Germés, empleado del Ministerio de Salud, en el área de Inmunización.

Luego, allanó el inmueble donde reside el acusado, manzana 19, lote 22, del barrio San Germés, secuestrándose 268 dosis de vacunas Sputnik V, 14 dosis de vacunas Sinopharm, 1 dosis de vacuna Covishield, todas contra el coronavirus.

Además se secuestraron 510 dosis de diferentes vacunas que no serían contra el Sars-Cov 2, las cuales fueron trasladadas por personal del Ejército Argentino cumpliendo las medidas de seguridad correspondientes para no interrumpir la cadena de frío, y depositarla nuevamente en el Ministerio de Salud.

También se secuestraron elementos informáticos, un arma de fuego tipo revólver y numerosos insumos de enfermería, como materiales descartables jeringas, agujas, guantes descartables, barbijos, bolsas de residuos patógenos, libretas sanitarias de vacunación antiCovid-19 en gran cantidad, cremas Dermaglós, cánulas de oxígeno y documentaciones varias. En el domicilio funciona una enfermería denominada CES (Consultorio de Enfermería del Sur), desde este lugar se secuestraron muchos elementos (utilizados) de residuos patológicos y una gran cantidad de dinero en efectivo, que se encontraban ubicados en una conservadora. El monto de lo secuestrado en el lugar es de $ 734.500.

La causa está caratulada como “Legajo Díaz Daniel Dante s./ Delito de Hurto Agravado y Adulteración de Sustancias Medicinales (Art. 163. Inc. 5 y Art. 200 del CP) en perjuicio del Estado Provincial”.

Comunicado de Salud

“El Ministerio de Salud informa que el día sábado 17 en horas de la mañana, en un control de stock de rutina efectuado por la jefa del Programa Provincial de Inmunizaciones, Dra. Florencia Coronel conjuntamente con el coronel del Ejército, Hugo Peralta, se detectó el faltante de aproximadamente 300 vacunas contra el Covid-19”.

“La Dra. Florencia Coronel, jefa de Inmunizaciones, explicó que inmediatamente se recurrió a las cámaras de seguridad donde se logró identificar a una persona perteneciente al área extrayendo vacunas del ultrafreezer donde se había constatado el faltante”.

“Posteriormente se dio conocimiento a la policía y a la Justicia, lográndose identificar al autor del hecho como Dante Díaz, enfermero del programa de Inmunizaciones”.

“La Dra. Coronel informó que el mismo sábado la policía procedió a la detención de la persona, al allanamiento y al secuestro de las vacunas, recuperándose casi la totalidad de las dosis sustraídas así como también otras vacunas de calendario y elementos de uso sanitarios”.

“La inmediata intervención tanto del Ministerio de Salud, la Justicia y las fuerzas de seguridad, de la policía como del Ejército, permitieron en un corto plazo, el esclarecimiento del hecho y la recuperación de las vacunas, las que ya se encuentran al resguardo del Ministerio de Salud. Las autoridades judiciales continúan con la instrucción de la causa”.l


Más noticias de hoy