×

Especialista alertó que por colapsos de terapias aumentarán los decesos

“Hay sectores del país, incluido el Amba, con un colapso definido de camas de terapia”, expuso.

- 11:53 Política

El Dr. Arnaldo Dubin, miembro de la Sociedad Argentina de Terapistas Intensivos, expresó su preocupación por el aumento de la ocupación de camas de terapia intensiva en el país.

“Haciendo una evaluación general, en el nivel de terapia intensiva, hay algunos sectores que pueden tener cierto alivio, pero los centros urbanos más importantes, cuantitativamente más significativos, incluyendo el Amba, están en una situación de definido colapso”, advirtió.

“Entendamos que es el colapso: es el desborde del sistema hospitalario, que por insuficiencia de recursos físicos, tecnológicos, humanos y otros como insumos, es insuficiente para satisfacer la demanda de la pandemia. Y la consecuencia previsible de esto es el aumento abrupto de la mortalidad”, señaló el especialista.

Sobre este fenómeno preocupante, dijo que “ilustra muy bien la situación los números que hace 48 horas dio la provincia de Buenos Aires, reportando un 67% de mortalidad en terapia intensiva. Es un valor altísimo, significa que dos de cada e 3 pacientes que se internan fallecen: un número más alto de lo que ocurre habitualmente. Esto tiene que ver con el colapso”, explicó.

Dubin también cuestionó los números que brindó el gobierno porteño. “Hay números oficiales que nos cuesta entender, el jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta), hablaba de 78% en el sector público y 83% en el privado. A nosotros francamente, esto no nos parece que refleja la realidad, estamos viviendo zozobras extremas, los pacientes pasan horas deambulando en ambulancias o esperando en sus casas antes de poder ser internados y ya no en terapia intensiva, sino en una habitación común. Los intensivistas estamos ventilando mecánicamente, el procedimiento más complejo e invasivo que se hace en la terapia intensiva, en áreas ajenas a nuestra especialidad como guardias, en los shock room, en salas acondicionadas precariamente y con personal que no tiene preparación suficiente”.

Y recalcó que “lo más grave, es que el cuello de botella del sistema que limita el funcionamiento, los intensivistas estamos en una etapa de agotamiento terminal. No solo éramos pocos antes de la pandemia, sino que nuestras filas están diezmadas por la enfermedad. Hemos sido sometidos a una carga de trabajo brutal, que ahora ha llegado a niveles extremos inimaginables”.

Y dejó una serie advertencia: “Y la fatiga no es solamente un problema para los intensivistas; esto impacta en la atención de los pacientes. La fatiga se trasunta en el aumento de la mortalidad”.


Más noticias de hoy