×

El 46% de la población tiene hipertensión y sólo 2 de cada 10 pacientes están controlados

En pandemia, expertas remarcan que los pacientes con antecedentes de enfermedades cardiovasculares como la HTA, representan una población vulnerable para el Covid-19.

- 21:07 Santiago

Mañana se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial (HTA) con la finalidad de promover la concientización y los esfuerzos para prevenir, diagnosticar y controlar esta enfermedad. Profesionales de la salud del Instituto Modelo de Endoscopia y Gastroenterología (Imeg) brindaron información a fin de ayudar a cuidar la salud, sobre todo en tiempo de pandemia.

La HTA es una enfermedad crónica, que se presenta cuando se eleva la presión arterial en forma sostenida por arriba de los valores considerados normales, es decir cuando después de controles reiterados de la presión arterial, ésta es igual o mayor de 140/90 mm Hg o “14/9”. Es importante destacar que no se puede hacer el diagnóstico de hipertensión ni determinar su severidad con una toma aislada de la misma.

“La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares y la primera causa de muerte en todo el mundo. Es la primera causa de ACV, la tercera de infarto de miocardio e insuficiencia renal; a pesar de ello, existe escasa conciencia mundial sobre la HTA como enfermedad. En nuestro país aproximadamente el 46% de la población adulta tiene HTA y solo 2 de cada 10 pacientes con HTA están bien controlados. La única forma de diagnosticar la HTA es midiéndola, por ello en cada consulta es indispensable controlar la TA”, expresó la Dra. Claudia López, médica cardióloga.

Y agregó: “Cabe destacar que un tercio de los pacientes con valores elevados en consultorio, tiene valores normales fuera de éste ámbito (HTA de guardapolvo blanco) y un15% de los valores normales en consultorio están elevados fuera de éste (HTA oculta), por lo tanto las mediciones en consultorio deben ser utilizadas como herramienta de detección y las mediciones fuera de éste para confirmación y seguimiento”.

Sobre las causas para desarrollar HTA, la Dra. López indicó que influyen: “antecedente familiar, enfermedades renales, diabetes, enfermedades tiroideas, cambios hormonales como la menopausia, consumo de tabaco, abuso de bebidas alcohólicas, estrés, sobrepeso/obesidad, mala alimentación y/o sedentarismo; el tratamiento es el mismo y consiste básicamente en cambios en el estilo de vida, llevando a cabo una alimentación saludable baja en sodio (sin sal común ni light ni alimentos que las contengan) prescripta por el nutricionista, y el tratamiento farmacológico, indicado por el cardiólogo”.

Numerosos estudios demuestran que reducir la cantidad de sodio en la alimentación diaria, eliminando la sal de mesa (común y light) y eligiendo productos bajos en sodio ayudan a disminuir la presión arterial.

En ese contexto, la Lic. María Celeste Mazzucco Ortiz, especialista en Nutrición explicó que “para reducir la tensión arterial se debe dejar de fumar, disminuir o evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, lograr y mantener un peso saludable, realizar ejercicio físico 30 a 60 minutos por día, previo chequeo con el cardiólogo; no consumir alimentos ricos en sodio como sal, ni cafeína y seguir una dieta ‘cardia’, que consiste en cuidar las arterias diariamente con la alimentación, incorporando alimentos con propiedad cardioprotectora”.

Esos alimentos pueden ser “pescados de mar, frutas y verduras frescas (no enlatadas), semillas de chía y lino, frutas secas como nueces o almendras, aceite de oliva y puro de soja, avena y lácteos descremados (leche, yogurt y quesos blandos sin sal), a lo que se le agrega los sustitutos de la sal de mesa, para darle sabor a las carnes y vegetales, como orégano, laurel, tomillo, romero, nuez moscada, canela, jugo de limón, vinagre de manzana, ajo fresco, cebolla natural, perejil o albahaca fresca”.

Cuáles son las primeras señales de la dolencia

Cuáles son las primeras señales de la dolencia

Los síntomas de la hipertensión arterial son variados y se sugiere una consulta con el cardiólogo o médico de cabecera del paciente para resolver dudas ante el cuadro clínico.

Según el Ministerio de Salud de la Argentina, algunos de los síntomas a tener en cuenta son:

*Dolor de cabeza muy intenso, no habitual y repentino.

*Dificultad para hablar, para levantar un brazo o mover los músculos de la cara.

*Confusión.

*Mareos o vértigo (sensación de giros y movimiento).

*Visión borrosa repentina.

*Dolor en el pecho o sensación de falta de aire.

Personas con antecedentes de enfermedades cardiovasculares representan una población vulnerable

La evidencia muestra que los pacientes con antecedentes de enfermedades cardiovasculares (ECV) como la HTA, representan una población vulnerable para Covid-19, con mayor riesgo de desarrollar las formas más graves de la infección que requieren hospitalización, remarcan las profesionales.

“Por lo cual es muy importante que aquellas personas con hipertensión arterial continúen sus tratamientos de forma adecuada, sin suspender los remedios y el control médico, para mantener su enfermedad compensada. La evidencia actual indica que habría un mayor riesgo de tener una infección grave en caso de suspender la medicación para las enfermedades crónicas no transmisibles como: HTA, ECV, diabetes, dislipidemia, obesidad, entre otras. En esta crisis sanitaria y social que estamos viviendo es muy importante que nos cuidemos entre todos. Les recomendamos que se midan la presión arterial frecuentemente, realicen un control cardiológico completo y consulten con su nutricionista para mejorar su alimentación y la de su familia, con el objetivo de diagnosticar y tratar esta “enfermedad silenciosa” y prevenir otras enfermedades, aumentando así su calidad y esperanza de vida; contribuyendo a la salud mundial”, remarcaron la Lic. María Celeste Mazzucco Ortiz y la Dra. Claudia López, médica cardióloga.



Más noticias de hoy