×

"En esta nueva etapa es clave acompañar al niño y no generarle miedo paralizante"

Los alumnos volverán a las aulas mañana, después de 3 meses de clases a través de la virtualidad. Especialistas sugieren a padres y docentes un acompañamiento especial a los niños.

- 23:54 Santiago

La pandemia ha generado cambios históricos en la educación, acentuados primordialmente en la modalidad de las clases que tuvieron que volcarse a la virtualidad, dejando de lado así el contacto físico entre el docente y el estudiante. Aunque a principio de año se retornó a las escuelas, la presencialidad duró sólo 2 meses, ya que el Covid- 19 obligó nuevamente en mayo a un confinamiento estricto.

Llegó así el receso invernal, y tras dos semanas de descanso, mañana será el gran día: se iniciará la segunda y última etapa del ciclo lectivo, pero esta vez desde las escuelas, por lo que tanto alumnos como docentes deberán hacerse presentes en su horario habitual, tal como se organizaron las burbujas.

Cambios

Esta situación generará un nuevo cambio en el ritmo de vida de todos, por lo que los especialistas remarcan la importancia de la empatía entre los docentes, los alumnos y los padres, y lo fundamental que significa el acompañamiento en esta etapa.

“En esta nueva etapa es muy importante acompañar al niño, y no generarle ansiedad. Hay que enseñarles el tema de los cuidados, de la prevención en el marco de la pandemia, pero no hay que generarles miedo paralizante. Si los chicos se paralizan, no podrán aprender, jugar y sociabilizarse. Este es un deber, tanto de la familia como del docente. El acompañamiento debe ser desde un lugar de contención. Esta situación vuelve a ser un proceso en donde hay mucha incertidumbre, en donde el retorno a la virtualidad puede darse en cualquier momento, y esto genera también ciertos temores en los chicos”, sostuvo la Lic. Rosario Sanguedolce, Psicóloga Infantil.

Consejos

La profesional remarcó además la importancia de ayudarlos a entender esta nueva etapa y aconsejó hacerlo desde la ejemplificación.

“Los padres pueden explicarles a los chicos que se vivirá muy similar al inicio de clases en marzo, que se deben tomar los mismos recaudos, y hay que contenerlos siempre desde la tranquilidad. Ellos deben saber que sí pueden jugar, sí pueden estar con sus amigos, sí pueden aprender tranquilos. Esto es muy importante porque si hay un miedo intenso en el niño en cuanto al contagio y todo lo que representa el regreso al aula, se verá perjudicado en su proceso esenciales de su crecimiento, en lo que entra el aprendizaje, la sociabilización, el juego”, sugirió la Lic. Rosario Sanguedolce sobre cómo acompañar a los chicos hoy.

La importancia de los cuidados de prevención

A pesar de los cuidados que como familia se pueden tomar, y de los protocolos marcados desde las instituciones escolares, el riesgo de contagio siempre estará latente. Por eso, la Lic. Sanguedolce remarca la importancia de que los cuidados sean siempre prioridad, sin perder la esencia de las clases presenciales.

"Hay que transitar este momento sabiendo que es un riesgo, pero también que hay formas de prevenirlo. Es interesante porque por un lado nos sostenemos de la prevención, pero por supuesto, esperando que el riesgo esté lejos", indicó.

"Por todo ello, hay que enseñarle a los chicos las medidas básicas de cuidado. Tenemos que indicarles y esperar que el niño haga lo mismo", agregó la licenciada Sanguedolce.

Las 3 claves a tener en cuenta en este retorno

Hay tres puntos importantes a tener en cuenta en el regreso a la presencialidad.

1) El acompañamiento por parte de los padres a los hijos. No solo el hecho de llevarlos y traerlos a la escuela, sino de estar con ellos a su regreso para terminar con las actividades que la maestra ha decidido que la practique en su casa. A partir del momento de que se terminen sus actividades, el niño debe gozar de su tiempo de niño, para regresar al otro día a la escuela complacido de haber disfrutado otras actividades extraescolares, no sin antes haber cumplido con sus obligaciones escolares.

2) Los padres deben entender que no tiene ningún sentido que su hijo permanezca sentado durante horas para tratar de hacer su tarea. Si el niño no lo puede hacer, es porque algo está sucediendo. Un tema a tener en cuenta, mucho más en este tiempo. Los psicopedagogos son quienes deberán asesorar para que sus tareas sean todo lo placenteras posibles y logradas en el menor tiempo posible.

3) Y es fundamental mantener una excelente comunicación con la maestra, considerando su lugar al frente de tantos niños, cada uno con sus respectivas individualidades. La comunicación escuelafamilia será siempre sobredeterminante en el proceso de aprendizaje- enseñanza de un niño.


Más noticias de hoy